Palabra clave: Derechos de Autor

Tres peros a la Ley Lleras 3

Por Carolina Botero, para EquinoXio

La Internet es un sitio donde suceden muchas cosas que no solo tienen que ver con violaciones de derecho de autor, donde actuamos movidos por diversos intereses que no se relacionan exclusivamente con el ánimo de perjudicar a los autores y titulares de derecho de autor y, definitivamente, es un medio (no un fin) que está en pleno desarrollo. Cualquier regulación que busque restringir el acceso (es el caso de la Ley Lleras) a Internet y a lo que allí circula compromete otros derechos fundamentales de los ciudadanos; por tanto debe ser mirada con lupa y restringirse lo más posible para evitar daños mayores. Digo todo esto, aunque afirme también que no cabe duda que a los autores y titulares que soportan su actividad económica en el derecho de autor les asiste un interés legítimo en conseguir medidas más efectivas para evitar la violación de sus derechos en el entorno digital, pero debemos hacerlo como mínimo conciliando y logrando equilibrios entre los diferentes intereses.

En El Espectador esbocé las preocupaciones que hemos ido detectando en relación con el proyecto de ley conocido como la Ley Lleras. Acá va una explicación de los principales 3 peros:

  1. En un estado de derecho sólo el juez tiene la competencia para restringir los derechos y libertades fundamentales; eso se llama reserva judicial. Por considerar este el más importante de los peros de la ley es el que mejor he expuesto, repito entonces: el proyecto de ley “invierte la presunción sobre la infracción. Hasta hoy es el interesado quien debe acudir al juez para solicitar protección cuando siente sus derechos vulnerados. Esto no es poca cosa, garantiza que sea un experto quien estudie las diferentes aristas. Esto cambiará para Internet, en Colombia bastará una reclamación de infracción a un proveedor de Internet (también llamado ISP por la sigla en inglés [Internet Service Provider]) para que éste proceda a retirar el contenido o desconectar el servicio al todavía presunto infractor (en la práctica tiene poco margen), el juez entra sólo después de la solicitud de restablecimiento. Sí, el texto contempla un reclamo justificado, pero desconoce que ese procedimiento puede colisionar con derechos de los usuarios, algunos de ellos fundamentales, como la libertad de expresión o la participación en política (Egipto o la Ola verde son ejemplo de que Internet convoca y facilita la participación ciudadana). ¿Por qué dejamos esa labor en un proveedor de servicio de Internet, cuando hasta ahora ha sido un asunto judicial?”
  2. Cualquier intromisión en los datos e información privada de las personas en Internet debe ser hecha por orden judicial y restringido su alcance. El propuesto art. 15 de manera correcta localiza la facultad de pedir información privada y confidencial de un usuario de Internet en el juez. Sin embargo no logra establecer a quién ni para qué, y falla por ahora con el cómo. Es trascendental establecer que solicitar información privada, y más aún confidencial, es una medida extrema, sólo para cuando no hay otra opción y es necesaria la información para establecer las bases de una posible infracción y su remedio. Esta información solo debe ser entregada por el proveedor de servicio de Internet al juez y exclusivamente para los efectos del procedimiento que adelanta. Algo tenemos que haber aprendido del escándalo del DAS. Y, dado que aun no tenemos ley de procesamiento de datos, que es la mencionada en el proyecto para garantizar el resto del cómo, habrá que establecer qué pasará mientras tanto.
  3. La obligación que se impone a los proveedores de servicio de Internet de establecer un esquema contractual para desconectar a los infractores reincidentes choca también con la idea de que el único facultado para esto es el juez. Esta disposición amplia aún más el poder de los ISP en la decisión sobre acceso a Internet y, a pesar de lo que se ha dicho en contra, abre la puerta para que una página sea cerrada completamente (la desconexión del servicio de alojamiento de contenido a un reincidente tiene, por ejemplo, ese efecto).

Y mi ñapa: una parte importante del régimen de derecho de autor, si bien comúnmente ignorada, son las excepciones y limitaciones al mismo y el dominio público. Me pregunto ¿cómo se garantiza el respeto a estos equilibrios del sistema en el esquema propuesta en el proyecto de ley? (académicos, bibliotecas o discapacitados sensoriales, incluso noticieros, tienen especial interés en estos temas)

Entonces, es claro que si uno analiza el tema del que se ocupa el proyecto de ley en contexto se puede ver cómo su alcance es mucho más amplio. El potencial que tiene de ser herramienta de control, el riesgo que representa para casos de censura, el temor de que sirva de herramienta para competencia desleal, están fundados. Esto en un ecosistema en que Internet va más allá de infraestructura para circular contenidos y es un medio de expresión ciudadana debe ser una decisión muy consciente. El detonante de las recientes movilizaciones sociales en Egipto fue la denegación de acceso a Internet que hicieran sus ISP. En los hechos del reciente escándalo de Wikileaks desempeña un papel importante, para el análisis del caso desde una óptica de libertad de expresión la forma en que los ISP le cancelaron el alojamiento y retiraron el nombre de dominio a ese medio. En un escenario más local pensemos en la posibilidad de que la Ola Verde hubiera podido ser aplastada con un reclamo por derecho de autor, habría sido fácilmente acallada y, si bien tampoco ganó, no habría sucedido lo que en todo caso hizo que esas elecciones no hubieran sido más de lo mismo.

Las opciones legales que abran la posibilidad de denegar acceso a Internet deben ser estudiadas siempre en forma consciente y restringida. Así se hace evidente que la línea entre proteger el derecho de autor y afectar derechos fundamentales de la gente es delgada y por tanto en esto el Estado está obligado a ser excesivamente garantista.

Tenemos otros puntos de análisis y peros a la ley, en su lenguaje, en el alcance, etc., pero por ahora estos son los que consideramos más importantes, porque la Red es para todos.

*Imagen Original : En defensa de internet por Eneko vía David Fraiz (Flickr, licencia CC-BY-SA)


Article published by NGO Derechos Digitales about #Leylleras (in english) 0

abr8

Article published on April 6, 2011 in Derecho de Autor, Libertad de Expresión, Noticias by Alberto Cerda Silva* (NGO Derechos Digitales) Translated by, Astrid E. Sánchez (astrid.eliana@gmail.com) miembro del Partido Pirata Colombiano.

Bill in Colombia: Copyright 4 – Human Rights 0

The government of Colombia has just submitted to the legislative process a bill regulating liability for infringement of copyright on the Internet. The initiative, which goes beyond the provisions of any other country in this respect, promises protection at any cost, sacrificing the rights of users and the competitiveness of  the local Internet Service Providers.
.
The law provides broader protection than usual in other countries. The law protects not only works, but any information and/or content, not only forcing Internet Providers, but to all people, to adopt technical and organizational measures to prevent infringement of copyright on Internet . So, will be accountable to the law from the neighbor that keeps his Internet connection open, to the public libraries and educational institutions. And although the law does not require “patrolling” the Internet, people who provides access are obliged to do so when the authority requires it, the law does not require a warrant.
.
The law gives not guarantee to the Internet service providers. Despite the significant number of obligations and burdens the law places on the shoulders of those who provide Internet service, comply with this law will not suffice, because the law leaves except the general rules to go after service providers; so that right holders make effective the “responsibility” for the infringement of their rights on the Internet.
.
The law provides for notification and down of infringing content without a warrant. In effect, the holder of the copyright concerned may directly notify the Internet service provider on the allegedly infringing content, which must block access. However, the law fails to require guarantees to prevent the mechanism being used improperly by the holders of rights, and every indication that, in order to avoid liability, service providers will simply block. Given the serious risk to freedom of expression and other fundamental rights, the procedure should be done through a court, but the law only brings into play the judge in the complaint procedure.
.
The law requires service providers to identify users at the request of the owner of the copyright beyond that allowed in other countries. In Europe not all violations require to identify users, but only in severe cases, in criminal cases. In the U.S., only service providers that host content are required to identify their users, but not those who simply provides access to the Internet. The government of Colombia does no exception whatsoever.
.
The law establishes a new penalty without a trial: the disconnection of Internet users. This new criminal penalties equivalent to ostracism in modern times, may be taken by the judge for final decision. However, the law authorize the imposition as a precautionary measure, possibly before the trial itself, and even by a judge that is not competent, all in violation of various guarantees of due process.
.
Through this bill, the government of Colombia partly complies with the implementation of the Free Trade Agreement with the United States, although it has not yet ratified the agreement. In fact, the United States Congress has not approved the treaty, and instead, has expressed serious misgivings about the protection of human rights and labor rights in Colombia. If the bill succeeds, the U.S. Congress should add to its concerns the inadequate respect for civil rights, like the rights to a fair trial, privacy, and the presumption of innocence, among others.
—–
*Alberto Cerda Silva is Director of Studies of NGO Derechos Digitales, and professor of law and new technologies in the Faculty of Law at the University of Chile.

Lanzamiento Portal OCW Universidad del Valle 0

Basado en los principios del software libre (por los cuales los programas son distribuidos y desarrollados de forma abierta), el Instituto Tecnológico de Massachusetts -MIT-, impulsó en abril de 2001 una iniciativa para colgar en la red y con libre acceso, todo el material educativo de algunos de los cursos más importantes desarrollados en su interior: todo bajo el nombre de OpenCourseWare y cuyos contenidos son publicados con la licencia Atributtion 3.0 de Creative Commons.

Posteriormente diversas universidades del mundo quisieron adoptar esta iniciativa y por ello se creó el Consortium OpenCourseWare, quizá como una estrategia para agrupar y organizar, además de instituciones simpatizantes de la apertura de cursos educativos en Internet, políticas en cuanto a derechos de autor, producción de materiales educativos y nuevos horizontes en cuanto a las nuevas dinámicas de la educación apoyada por las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Hace poco la Universidad del Valle se ha sumado al Consortium OpenCourseWare y el lanzamiento de su portal se realizará el próximo 22 de febrero en una jornada donde la Fundación Karismaparticipará a través de la conferencia “Una mirada sobre el Derecho de Autor y los Contenidos Abiertos”, dirigida por Caro Botero y apoyada por mi. Adicional a esta actividad que es de carácter abierto, ¡para todo el público interesado!, se compartirá un taller práctico en horas de la tarde con miembros de la comunidad universitaria de la Universidad del Valle, representes de comités: editorial, propiedad intelectual, nuevas tecnologías y educación virtual y otras dependencias relacionadas con producción de contenidos educativos y comunicativos.

Quedan invitados entonces a la conferencia se realizará el 22 de febrero entre 8am y 12m en el auditorio 3 de la Facultad de Ingenierías del campus universitario de Meléndez [Universidad del Valle]. Si no están en Cali no hay lío, porque emitiremos vía streaming a través de Livestream.

+ Información sobre esta jornada a través del correo electrónico contacto@karisma.org.co.

En Fundación Karisma usamos WordPress y un FREEmium Theme.
desarrollado por Dariusz Siedlecki ofrecido por FreebiesDock.com