debate local, Derecho, Internet y Sociedad, Destacado, monitoreo legislativo, Noticias

3ra entrega “Proyectos de ley que impactan nuestros derechos en el entorno digital y las telecomunicaciones”

Continuando con el trabajo de monitoreo legislativo que se adelanta en el Grupo de Derecho, Internet & Sociedad de la Fundación Karisma, en esta oportunidad les contamos cómo terminó la primera parte de la legislatura 2013-2014 en cuanto a proyectos relacionados con nuestros derechos en la web.

La primera parte de la legislatura 2013-2014 del Congreso de la República parecía muy prometedora en el ejercicio de nuestra ciudadanía en la red, de nuestros derechos como usuarios de servicios de Internet y telefonía móvil; como posibles destinatarios de bases de datos nacionales, del fomento de una cultura radial comunitaria, y la garantía de nuestra libertad de expresión al utilizar buscadores en Internet.

Sin embargo, esto no fue así y la primera parte de la legislatura no permitió avances en nuestros derechos digitales. De los 9 proyectos de ley que se presentaron en el Congreso, y de los cuales venimos haciendo seguimiento desde el “Grupo de Derecho, Internet & Sociedad” de la Fundación Karisma, tan solo al proyecto de ley 226/13S “de reducción de contenido nacional en el servicio de televisión” le falta un debate de ser aprobado, mientras que el proyecto 11/13S “sobre registro nacional de información de subsidios” está pendiente de iniciar segundo debate, los proyectos 56/13 “sobre registro para donación de órganos al momento de expedición de documentos de identificación”, y el 101/13 “sobre universalización de las telecomunicaciones”, cuentan con la presentación de ponencias para primer debate, y los cinco proyectos restantes, se encuentran pendientes de rendir su primera ponencia.

La defensa de nuestros derechos digitales y el manejo de nuestros datos personales, no parece un asunto relevante en la agenda legislativa, lo cual se evidencia en la falta de priorización y trámite oportuno a los proyectos de ley. Es preocupante que al interior del Congreso, el acceso y ejercicio de los derechos humanos en la red se perciba como un asunto de poca trascendencia, y preocupa aún más que por parte de la ciudadanía no se dimensionen las repercusiones que puede generar la regulación del entorno digital, llegando incluso a limitar el acceso a servicios y contenidos en la web.

Llama gravemente la atención que en el Senado de la República, proyectos de ley tan importantes como el 101/13S “sobre universalización de las telecomunicaciones y la garantía de un acceso mínimo al servicio de Internet para población vulnerable”, haya sido retrasado tanto y su primer debate fue cancelado varias veces; pero en cambio, el penúltimo día de la primera parte de la legislatura, se aprobó en segundo debate un proyecto de ley que busca declarar el “agua de panela” como bebida nacional ¿Qué proyecto nos beneficiará más?.

A pesar de esto, reconocemos que cerramos el año 2013 con una importante noticia: la aprobación de la Ley 1680 de 2013 “la cual garantiza el ejercicio de la autonomía de las personas con discapacidad visual, y su acceso a la información y el conocimiento”. Además de ser una “razón de orgullo” para el Gobierno Nacional y en especial para el MinTIC, es una excelente medida que se supone beneficiará a cerca de 1.200.000 personas en situación de discapacidad visual en Colombia. Queda pendiente revisar cómo se lleva a cabo la implementación, gestión y desarrollo de estos software (Jaws, Magic) lectores de pantalla.

Aunque ahora nuestro país brinda acceso gratuito a estas tecnologías que favorecerán la inclusión social, quedan muchas preguntas por resolver: ¿cuántas personas con discapacidad, de estos posibles 1.200.000 beneficiarios, cuentan con un computador y acceso al servicio de Internet?, ¿están preparadas las bibliotecas y colegios públicos, especialmente en zonas rurales o apartadas, para brindar y aplicar estas tecnologías? ¿qué tan dispuesto está el Gobierno Nacional en la implementación de iniciativas como la garantía de un acceso mínimo a Internet o servicios comunitarios de computadores en distintos espacios públicos, con el fin de potenciar la Ley 1680 de 2013? entre otras.

Para saber entonces qué sucede con los proyectos de ley que afectan nuestros derechos en el entorno digital, tendremos que esperar a que se dé inicio a la segunda parte de la legislatura 2013-2014 que empieza en el mes de marzo y va hasta el mes de junio, momento en el que se llevarán a cabo los debates de proyectos de ley. Esperemos que la coyuntura electoral no retrase más la presentación y aprobación de ponencias, y que estos temas que nos interesan vean la luz y no se pierdan entre los archivos olvidados del Congreso.

*Esta iniciativa es liderada por Diego Felipe Caballero, estudiante de derecho, quien está realizando su práctica académica en la Fundación Karisma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *