Ya ha pasado algún tiempo de la presentación en sociedad del prototipo del portátil de USD100 que Negroponte y el MIT prometen como uno de los escalones más importantes para disminuir la brecha digital en los países del tercer mundo.
La noticia en general fue tomada y divulgada en forma muy amplia y con niveles de aceptación y expectativa muy altos. Sin tener conocimientos concretos sobre el tema pero avasallada por la multitud de eufóricas adhesiones a la idea solo encontré en su momento, dentro de mis lugares comunes de consulta, una visión alternativa a la propuesta que daba entonces Ojo Al Texto. Guardé el tema en un cajón con una sensación de una aplastante excitación generalizada que en todo caso no me quedaba clara.
Acabo de leer otro artículo en el blog de FLOSSE Posse, en el que Teemu Leinonen hace una crítica al proyecto desde la óptica de herramienta pedagógica. La crítica pone algunos puntos muy en blanco y negro sobre el tema y precisamente evidencia algunos temas centrales del proyecto para la toma de decisiones en los países en desarrollo. Seguramente no aborda todas las posibles críticas, pero es un muy buen comienzo para revisar el tema (por eso el siguiente post será mi propio análisis sobre el tema desde un concepto que aporta elementos de reflexión, las consideraciones de Castell sobre la brecha digital).

Con el permiso de Teemu traduje el artículo y lo dejo para su propio análisis.

El portátil de $100: Maná-vaporware

Teemu Leinonen (Noviembre 30 de 2005)
Traducido por Carolina Botero Cabrera (Diciembre 4 de 2005)

Encuentro el proyecto de MIT portátiles a $100 inquietante. Para mi todavía existen demasiadas preguntas sin respuestas. También encuentro que no estoy solo con mis pensamientos. Muchas otras personas se han mostrado críticas con la última gran idea del Sr. Negroponte.
El viernes pasado Thackara de Doors of Perception llamó el portátil de $100 de MIT “manna-ware” y Jamais Cascio de Worldchanging preguntó ¿por qué el instrumento debe ser un portátil? En la discusión que siguió al post de Jamais la gente declaró que si alguien se preocupara por preguntar seguramente la prioridad seria a favor del teléfono y de la televisión como instrumentos de comunicación antes que a favor de un computador con acceso a Internet.
En consecuencia, creo que todos estamos viendo que el portátil de $100 del MIT es simplemente un vaporware y el último intento de MIT de conseguir un mordisco de la “larga cola” (“long tail”) del mundo en desarrollo. Sin embargo, me preocupa que muchos gobiernos estén considerando seriamente que el portátil de MIT será lo que llevará a sus niños a la sociedad de la información.
Dado que la herramienta está primordialmente dirigida a las escuelas -básicamente para que sea adquirida por los Ministerios de Educación– me gustaría saber un poco más sobre los resultados que se espera obtener y la idea pedagógica detrás del proyecto del portátil de MIT. En las políticas educativas uno debe siempre preguntar ¿quien está educando? ¿a quien?, ¿por qué?, ¿dónde? y ¿cómo? Me molesta verdaderamente que el MIT esté predicando que simplemente dándoles a todos los niños un portátil para el 2015, se conseguirá el desarrollo y el bienestar. Incluso la visión pedagógica que se hace explícita sobre cómo serán usados en las escuelas los portátiles de $100 es muy débil.
Me gustaría que la gente del MIT fuera un poco más transparente y abierta sobre sus motivaciones, su visión y sus metas con ese portátil de $100. Aquí hay una serie de preguntas (a las que no encontré respuesta en sus FAQ):
¿Por qué el único escenario de que habla la gente del MIT es entregar textos escolares con el portátil de $100? ¿Es que acaso ellos se han dado cuenta que es el mejor argumento de ventas para los gobiernos que solamente ven la enseñanza en los renglones del presupuesto donde el uso de los textos escolares tiene un costo importante? ¿O es realmente esta la única forma de usar ICT en las escuelas en las que el equipo de MIT llevo a cabo su investigación? Con la actual visión el portátil de $100 es simplemente un libro electrónico (e-book), un costosísimo libro electrónico. El presupuesto de $20 / año/ estudiante que se usa hoy para los libros de texto en Brasil, por ejemplo, es 5 veces mejor inversión que los $100 por un portátil que será robado o roto en menos de un año. Un ejemplo: Casi todas las noches le leo a mi hija un texto escolar que era de mi abuela cuando ella estaba en la escuela primaria en la década de 1920.
Han escuchado los diseñadores del MIT hablar sobre diseño contextual? Se debe ser un tonto si se pretende seriamente declarar que los estudios pilotos realizados en las escuelas en Maine, EEUU, donde cada alumno recibe un Apple iBook, son de alguna forma transferibles a Brasil, África Sub-sahariana o China. Incluso sus propios resultados de examinar los portátiles en pueblos de Camboya mostraron que difícilmente existe algún uso para la tecnología allí. Su reporte dice: “no hay electricidad, por lo que el portátil es, entre otras cosas, la fuente de energía que más brilla en la casa.” Yo creo que necesitan varios antropólogos culturales y diseñadores en su equipo.
¿Por qué el MIT no decidió contribuir al proyecto Indio Simputer que lleva ya cinco años? Del proyecto Simputer ya hay un producto que se basa en Linux en el mercado. El precio podría ser fácilmente cercano a los $100 si algún gobierno ordenara unos cuantos millones de ellos. Para hacer que esto funcione ellos necesitan su sistema de mercadeo y contactos Sr Negroponte. Yo asumo que los investigadores del MIT conocen el proyecto Simputer, dado que tuvieron una sucursal del laboratorio – Media Lab Asia – en India durante algunos años.
Ahora, ustedes se preguntarán ¿Cuál es mi motivación para criticar el proyecto de MIT? Yo tengo dos razones que se enlazan: (1) Estoy manejando el proyecto R&D en el que diseñamos y desarrollamos el uso de teléfonos celulares en la enseñanza y el aprendizaje en países en desarrollo. Yo creo seriamente que la inversión en servicios celulares en países en los que las redes existen ya por todas partes y los equipos están llegando ya a la tercera mano (nosotros tenemos dos) en pocos años, tiene más sentido que invertir en portátiles. (2) Estoy preocupado que la iniciativa de MIT acabará con todos los buenos proyectos en este campo, puesto que todos esperarán a que sea efectivamente lanzado el vaporware de MIT.

Les dejo la traducción/explicacion corta de algunos términos usados en el artículo junto con las definiciones en inglés que el autor toma del Dictionary.com:
* manna – maná
* vaporware – prototipo de productos de software anunciados al mercado y cuyo efectivo lanzamiento puede no llegar a darse.
brochureware - como el vaporware pero al que se le monta todo un sistema de mercadeo del producto que solo existe en un catálogo. Esto tiene consecuencias en la decisión de compra de los consumidores que se abstendrán de adquirir productos de la competencia que ya existen.