La importancia del acceso al conocimiento hoy radica en que con el surgimiento de la sociedad de la información se crean nuevas necesidades de acceso y de difusión del conocimiento que van paralelas a la posibilidad técnica de que cualquiera con unos requisitos mínimos participe en los procesos de producción y gestión de conocimiento. En pocas palabras, la facilidad con que se accede y propaga la información exige agilidad para publicar, difundir y actualizar esa información, todo ello ligado a una serie de necesidades y responsabilidades sociales que se conceptualizan alrededor de la idea de acceso abierto (un ejemplo interesante es el que expone el proyecto sherpa).

El interés que el ‘acceso abierto’ viene despertando y generando se ve reflejado en documentos como la “Guía sobre gestión de derechos de autor y acceso abierto en bibliotecas, servicios de documentación y archivos” que acaba de ser publicada y que me animó a poner en orden mi propia explicación del concepto para compartir con ustedes con la esperanza de que sirva a alguien para dimensionar el cambio que se avecina. En este escrito he incluido enlaces a textos y proyectos interesantes, muchos de los cuales me fueron referenciados por Ignasi, Gracias Ignasi!.

Como reacción a consecuencias indeseables de la tendencia controladora y cerrada que durante el siglo XX se desarrolló en la legislación del derecho de autor a nivel internacional (incremento del tiempo de protección, ampliación de los privilegios legales para los titulares, etc.) y relacionada con el acceso al conocimiento científico aparece en este ambiente el ‘acceso abierto’. Este concepto potencia y favorece la idea de que si de un lado está el privilegio del autor este tiene una correlación y efecto directo que no puede ser desconocido en la posibilidad de acceso a las producciones intelectuales, al conocimiento, y por tanto a que este conocimiento genere consecuencias positivas en la comunidad que nos rodea.

El ‘acceso abierto’ surge como respuesta de las Universidades y de la comunidad científica que se manifiestan a favor de una serie de acciones, estándares y procedimientos que enfrentarían la problemática enunciada. Se trata de declaraciones en las que se establece un marco y un compromiso desde instituciones relacionadas con la producción y la gestión de conocimiento, esencialmente académico y científico, para favorecer un acceso más amplio a la comunidad de esa producción intelectual.

El siglo XXI ha visto nacer el “acceso abierto”. En febrero de 2002 se suscribe la primera declaración que sienta las bases conceptuales y suscribe el compromiso de apoyar iniciativas que busquen un acceso amplio al conocimiento, me refiero a la que se conoce como la declaración de Budapest, que fue seguida por las de Bethesda y Berlín. Estas declaraciones se consideran el eje y sustento del concepto y se convierten en inspiradoras de decenas de compromisos que en el mismo sentido se difunden por todo el globo y se refuerzan con análisis, estudios y desarrollos de marcos económicos que puedan sustentar la viabilidad económica del modelo.

El concepto de ‘acceso abierto’ como búsqueda de mecanismos estándares que lo favorezcan y de alguna forma hagan frente a los retos expuestos gira en torno a dos rutas, la ruta verde y la ruta dorada que corresponde a los siguientes conceptos:

• Auto-archivo – Ruta verde. Los autores de pre-publicaciones retienen el derecho de autor para sí y pueden enviarlos a archivos ‘acceso abierto’ sin problemas de derecho de autor de ningún tipo. Si la pre=publicación es aceptada para publicación en una revista científica que exija la cession del derecho de autor al editor, entonces al revista podrá o no podrá dar permiso para que el artículo sea incluido en un archivo ‘acceso abierto’ con posterioridad a la publicación. Si el permiso se otorga, entonces no habrá problemas de derecho de autor. Si el permiso se niega, entonces la pre-publicación podrá permanecer en el archive de ‘acceso abierto’ porque es una obra diferente de la post-publicación y el autor nunca transfirió el derecho de autor de la prepublicación. Adicionalmente, el autor podrá enviar al archivo una lista de diferencias entre la pre-publicación y la post-publicación. Esto no es muy conveniente para los lectores como puede ser el tener acceso al texto completo de la post-publicación on line, pero les permite el equivalente al teto completo de la post-publicación y es definitivamente más útil que ningún acceso público.
• Revistas- Ruta dorada. Revistas ‘acceso abierto’ son las que permiten a los autores conserver los derechos de autor de la obra o piden a los autores ceder el derecho de autor de la obra al editor. En cualquier caso el titular del derecho deauotr permitirá el acceso abierto para el trabajo publicado. Cuando el editor es titular del derecho de autor, permitirá directamente el ‘acceso abierto’. Cuando los autores retienen el derecho de autor, ellos garantizarán el ‘acceso abierto’ otorgando una licencia al editor que le permita ese ‘acceso abierto’. Los editores de revistas ‘acceso abierto’ tendrán estsa licencias preparadas para los autores.

Finalmente, el ‘acceso abierto’ como concepto implica el enmarcar la actividad en una serie de requisitos que indiquen que se está dentro de este concepto que difiere del que se conoce como ‘acceso gratis o público’. En el ‘acceso gratis o público’ como lector tengo acceso al material para leerlo pero no tengo permiso para usarlo, en el ‘acceso abierto’ tengo acceso al material para leerlo y según la licencia que otorgue el autor puedo ‘usarlo’ de diversas formas (copia, republicarlo, etc.).

Conforme con lo anterior, uno de los elementos esenciales en esta reflexión es el legal pues determina el nivel en que los lectores, los usuarios, la comunidad, el público puede involucrarse con el contenido que se permite acceder, de este modo aparece la diferencia entre el ‘acceso gratis o público’ y el ‘acceso abierto’ ya expuestos que está dada por la licencia de uso asignada a la obra por el autor. En esta diferencia se marca la posibilidad de reutilizar el material y está mediado por la gestión del derecho de autor de la obra. Por eso, aunque hablemos de ‘acceso abierto’ como un sinónimo de ‘acceso gratis o público’, en algún momento debemos hacer la diferencia y reflexionar sobre lo que se busca, la forma como se hace y lo que en realidad se está logrando.

Es importante resaltar entonces que la gestión de conocimiento en proyectos que involucren la idea de ‘acceso abierto’ tiene tres ejes o elementos centrales a) el conocimiento que se refleja en la obra, el contenido o información resultado de la investigación o sujeto al aprendizaje, (b) las herramientas de software necesario para soportar este tipo de proyectos, que cuente con la arquitectura necesaria para mantener las características propias del concepto en cada caso y la forma en que esto se implementa (que se refiere al elemento legal)