Frente a la cultura actual de derecho de autor de no, no, no, se abrirán en Colombia espacios institucionales de ejercicio político real para pensar que derecho de autor es hoy una sombrilla mucho más amplia que incluye a los titulares, autores, creadores, usuarios, docentes, estudiantes, políticos, etc?

Hace mucho tiempo que estoy pensando como influir en temas de polìtica püblica pues lo que veo es que hay un desequilibrio injustificado a la hora de abordar cualquier actividad en Internet que no sea controlar la distribuciòn de material protegido por derecho de autor. Trabajo con docentes, bibliotecarios, cientìficos, activistas, estudiantes, creadores de todo tipo, jòvenes y mayores pero con una mirada distinta.., y frente a los proyectos que ellos tienen se acostumbra uno a decir No, no se puede, no eso no se puede…

Por eso cuando uno se encuentra con la cultura libre encuentra que hay ventanas legales y mucha gente que tiene una forma diferente (incluso en lo sutil) de ver el mundo y empieza a apreciar los equilibrios que la propia ley de derecho de autor trae que dan oxìgeno. Si, allì afuera hay un negocio que depende de controlar las copias que se hacen a material que han financiado, pero tambièn hay muchas otras cosas y por pensar solo en lo primero convertimos un ecosistema interesantìsimo y plagado de opciones en un territorio del NO. Leì en algùn lado en estos dìas que Internet no es peligroso, sino que tiene peligros… exacto. Por cuenta de controlar los peligros nos estamos acostumbrando a convertirlo en peligroso.

El caso es que leì dos textos hoy uno de Lucas Ospina y otro de Alejandro Martìn que ilustran eso y que me hicieron caer en cuenta que esa es precisamente la razòn por la que la comunidad de discusiòn que ofreciò el gobierno para mirar el proyecto de Ley Lleras me es tan antipatica.

El sitio convoca a dialogar en una comunidad sobre el proyecto de ley pero tiene unas condiciones que llaman “términos de servicio^… que no invitan al diàlogo sino que son una serie de advertencias, una cartilla de NO (como las que describen los artìculos referenciados), cuando mirè hace unos dìas:
1. No es abierto, requiere registro.
2. El registro te obliga a dar tu cedula de ciudadania (piensen que en derecho de autor se protege el que la gente publique con seudonimo o anònimo, claro es que la frontera con libertad de expresiòn…)
3. Cuando pasas a los tèrminos que debes aceptar es un listado de NO, de todo lo que no debes hacer, en ningùn lado aparece lo que sì y sobre todo lo que sucederà con lo que sì pase. (què pasa con mi informaciòn personal?, mis datos?, con mis contribuciones? que se va a hacer con eso?)
4. Y… en un sitio del gobierno se acogen a las normas del DMCA de EEUU!! (no serà esa la solución simplemente que la gente acepte la jurisdicción gringa de una y así tienen el mecanismo privado de corte de acceso a Internet sin pasar por el congreso, automàtico)

Lo cierto es que la buena voluntad de abrir un espacio de discusiòn del gobierno es eso, buena voluntad y por tanto tener que entrar en esas dinàmicas al menos para mi no es atractivo cuando uno lo que està pidiendo desde hace meses es DIALOGO ABIERTO, REAL Y CON TODOS. Al final en este momento lo que importa es la forma como lo asuma el congreso y espero que alla si sea ABIERTO Y CON TODOS. Hicieron el foro informativo con invitaciones que no supimos como se decidierion, que los medios reportaron casi exclusivamente respecto de los que estàn a favor y que en todo caso generò muchas expectativas… y tenemos que aceptar tuvo de todo un poco. Pero, esta semana nos despertams con el anuncio de que hubo una reuniòn del coordinador de ponentes con la industria y que tendremos ponencia esta semana.

Bien, espero que el senador Barreras con el espìritu abierto que mostrò el 4 de mayo y su decisiòn de no actuar de afàn esté preparando también una reunión con críticos y una estrategia de convocatoria abierta para discusión como la que se ha pedido con insistencia. Esperemos que el congreso no caiga en los mismos errores del gobierno al diseñar este proyecto de ley sin una discusión directa con los demàs. Podrian intentar una estrategia contrastante con la del gobierno y convocar la mesa de concertación y abrir un portal incluyente de información que sirva de proceso educativo para las nuevas generaciones en como discutir una ley por todos lados y no en como no hacerlo. Eso no es facil, los intentos están por todos lados México, Chile, Brasil (por mencionar solo nuestra región) pero tenemos que crear el propio y en eso el congreso puede dar la talla.

ACTUALIZACION. Lo olvidè: Por nuestra parte radicamos en el congreso nuestros comentarios al proyecto de ley y estàn publicados en RedPaTodos, esperamos que los lean y así dimensiones la visión jurídica de este lado.