La columna de esta semana:


ACTA sin Europa, México ni Suiza

ACTA es la sigla en inglés del Acuerdo Comercial Antifalsificación, que intenta atajar el rápido incremento de productos piratas y contrabando en la economía global, fortaleciendo las leyes nacionales de propiedad intelectual.

Se llegó al ACTA a través de negociaciones cerradas de unos pocos (fuera de foros internacionales), con fuerte lobby y, eso sí, con la pretensión de convertirse en estándar mundial. (Seguir leyendo en El Espectador)