Columna del Viernes
Datos, rastros y perfiles

Analizando datos producidos con celulares, computadores y cámaras se crean perfiles que predicen comportamientos.
Por ejemplo, en donde vivo al menos cuatro cámaras (pasillo, ascensor, parqueadero y calle) registran a diario mis salidas, mi pinta y mi ánimo. Hace unos días, cuando me dirigía a un taller de datos abiertos del Gobierno en un hotel de la ciudad, por quince cuadras reconocí cámaras en la calle que rastrearon mis pasos. Al llegar al hotel, otras cámaras grabaron mi entrada. En la hoja de registro dejé no solo mi nombre, afiliación y correo, sino también mi número de cédula, dirección, teléfono fijo y celular y, claro, mi firma.

Seguir leyendo en Interne