Archive for the 'Derecho de autor' Category

Published by carobotero on 15 may 2012

Reflexionando sobre derecho de autor en Colombia

En menos de una semana he tenido dos debates relacionados con el tema de la actual situación del derecho de autor en Colombia, uno en el marco de Innova Digital en Eafit y otro en la facultad de Derecho de al Universidad Nacional, desencadenados por la expedición de la Ley 1520 de 2012 también conocida como Ley Lleras 2.0.

Creo que es importante documentar que al menos en estas discusiones vamos aclarando que las excepciones y limitaciones no son el coco de los defensores más tradicionales del derecho de autor en Colombia, y que lo relacionado con el fortalecimiento del dominio público pueden tener eco entre ellos.

Felipe García (director de la Dirección Nacional de Derecho de Autor) insiste en que, en lo relacionado con el artículo 13, mi interpretación (la de muchos otros colombianos, de profesores de la American University y los que los apoyaron firmando la carta) es exagerada y alarmista. Esta visión de la Dirección Nacional de Derecho de Autor fue confirmada ayer por Fernando Zapata en el foro que tuvimos en la Universidad Nacional de Colombia (facultad de derecho). Aparentemente ellos son de la opinión de que ese artículo no restringe en lo absoluto las excepciones y limitaciones vigentes en Colombia, opinan que las excepciones mantienen su aplicabilidad al ámbito digital.

Mi posición es que hay riesgos por ejemplo en usos académicos de señal de televisión en Internet ya que la redacción no es clara, incluso sugiere que no se aplican excepciones (de hecho Zapata pareció inicialmente indicar en el foro que ese era el sentido de la norma: evitar excepciones para proteger al titular), espero entonces afortunadamente estar equivocada.

Mi preocupación se relaciona con la interpretación tan restrictiva que tradicionalmente ha tenido la Dirección de Derechos de Autor y en general la visión de tradicional del derecho de autor en la interpretación de lo que son las excepciones y que se refleja por ejemplo en la forma como opinaba hace unos años el propio Fernando Zapata en una entrevista publicada en EDUTEKA: “en el área andina, en virtud de la Decisión 351 de la Comunidad Andina de Naciones [8], podemos encontrar que el derecho de los usuarios a utilizar las obras sin previa autorización de los autores y sin el respectivo pago, en el ámbito de la enseñanza, únicamente esta permitido por la vía de la reprografía; es decir, la reproducción física de ejemplares en papel. La Ley 23 de 1982 [9] se refería a todas las obras, la Decisión 351 limito el alcance a las obras escritas” añadía “en Internet el derecho de los autores no tiene excepciones, teniendo éstos el pleno control sobre su obra”.

Como Fernando Zapata me pidió que lo citara correctamente estoy incluyendo aquí el texto y este es el enlace donde se encuentra la afirmación anterior http://www.eduteka.org/reportaje.php3?ReportID=0016, en el futuro haré las aclaraciones pertinentes indicando que él si reconoce la aplicabilidad de las excepciones al ámbito digital (desafortunadamente no puedo enlazar aquí el contexto de las reflexiones que el me mencionó hizo en 2000 pues no las conozco), pero sí puedo afirmar además que tanto él como Felipe Garcia en las intervenciones en los eventos mencionados han dejado claro por ejemplo que la cita puede ser en cualquier formato, como lo indica la ley al decir que se citan “otras obras” en forma general, y por tanto no hay problema con incluir citas de obras audiovisuales que luego son publicadas en Internet. Sin embargo, para mi mayor tranquilidad en este aspecto me gustaría conocer y poder citar un documento oficial o un concepto de la Dirección de Derechos de Autor.

Otra sorpresa positiva ha sido la actitud frente al tema del dominio público, es decir empezar a ver que se va entendiendo el valor del mismo. Ojalá signifique que va a cambiar la posición que al respecto ha tenido Colombia en foros internacionales en el pasado e incluso recientemente (esperen columna sobre el más reciente evento). A fuerza de explicar ayer conseguí que Fernando Zapata dijera que tenía razón en que las obras que se pagan con dinero público deberían tener un trato consecuente, eso sí no aceptó que eso afectara el dominio público pero sí que el Estado debería considerar como una opción disminuir el plazo de su control… GUAU!!!

Eso sí se siguen confundinedo los conceptos “libre” y “gratis”, a veces parece que les pareciera que yo estuviera reivindicando legalidad de las licencias libres cuando eso no se discute (se soportan en derecho de autor para mi es claro como el agua desde el dia 1), no entiendo las aluciones al derecho de Acceso a Internet, ni a comparar el acceso a las obras con los servicios públicos, finalmente, me sorprende la idea de algunos sobre “ingenuidad” en los discursos diciendo que uno sirve de “tonto útil”… todavía tenemos mucha tela que cortar.

Published by carobotero on 28 abr 2012

Pombo para generaciones digitales

‎Mi columna de esta semana en El Espectador con comentarios sobre la versión digital conmemorativa de Mincultura para la Filbo
“Leí alguna vez que el que Pombo sea autor infantil por excelencia se debió a las múltiples ediciones hechas por diferentes ilustradores, ya que él nunca reivindicó derechos de autor y más bien insistió en reconocer como fuente de sus creaciones infantiles tanto la tradición oral inglesa como la cultura popular colombiana”
Ver la columna en El Espectador

Published by carobotero on 21 abr 2012

Demasiado Copyright: Lo prohibido para esta generación

En este video la gente de ReasonTV han reunido una interesante presentación sobre la situación del derecho de autor en la actualidad.

Organizado por Zach Weissmueller, el video incluye tres invitados. El profesor Tom Bell, quien es bien conocido por su descripción útil de la locura de la extensión de los derechos de autor a través de la curva de Mickey Mouse, Cheezburger CEO Ben Huh, y Ben Sheffner de la MPAA.

Hay una bonita animación de la curva de Mickey Mouse, que es aún más llamativa que la versión estándar de una imagen

“Este es un punto clave, y uno que hemos planteado una y otra vez. La falta de respeto a la ley de derechos de autor hoy en día no es porque la gente es ignorante o inmoral. Es porque la ley de derecho de autor simplemente no tiene ningún sentido en absoluto. Está tan desconectado de la realidad y las normas de la sociedad, que la gente no la puede respetar. El hecho de que la respuesta de la industria para esto es presionar por las más leyes es aún más ridículo y los empuja más lejos de las tendencias naturales de la gente, sólo va a servir al propósito opuesto a las intenciones de los maximalistas… Se está llevando a toda una generación a pensar que la totalidad de la ley de copyright es completamente inútil.”

Published by carobotero on 20 abr 2012

Las columnas en El Espectador de las dos últimas semanas

Aunque un poco tarde estos son los enlaces a las columnas de El Espectador las dos últimas semanas.

Viernes 20 de Abril – Hackear’ como ejercicio legal´
“Hackear” identifica una ética que consiste en propiciar el acceso a la tecnología para empoderar a las personas. Inicialmente se dio en el software, pero se aplica igualmente a otros contextos, como el científico (es diferente de crackear, que equivale a acceder para hacer daño)… (Hackear’ como ejercicio legal”>seguir en El Espectador)

Viernes 13 de Abril – Tarea pendiente: Democracia es sobre todo relación con la gente
El martes pasó lo que dijimos que iba a pasar, el proyecto de ley 201 de Senado fue aprobado por inmensa mayoría en las plenarias de Senado y Cámara, modificando así la legislación de Derecho de Autor en nuestro país para cumplir el TLC… (seguir en el Espectador)

ACTUALIZACION. En el Blog de Open Business escribí una nota más extensa titulada “Debatir reforma al derecho de autor, pide la sociedad civil colombiana”, alli hay más enlaces y desarrollos de esta discusión en torno la proyecto de ley que, como estaba previsto, se convirtió en Ley 1520 de 2012.

Published by carobotero on 23 mar 2012

Reforma de derecho de autor de afán, gracias al TLC

Esta semana ha sido complicada, el gobierno colombiano presentó un proyecto de ley que busca implementar lo pendiente del capítulo de propiedad intelectual para que entre en vigor el TLC con EEUU y decidió hacerlo para cuando venga Obama en menos de un mes y va en serio, el martes lo presenta, el miércoles presentan ponencia y el jueves la votan (aprobado con sólo 3 votos en contra).

Para que se enteren un poco de lo que va pasando, estaremos escribiendo en www.redpatodos.co, donde estaremos seguramente hoy presentando las principales preocupaciones en relación con el texto. Mientras tanto la campaña para pedir que no lo hagan de urgencia está acá.

Sobre el tema he escrito
La columna de El Espectador “Se reglamenta TLC ´de urgencia´
El texto de reacción Infojustice “Colombian government attempts to implement copyright reform in three weeks!”

Como cualquier tema de implementación del TLC es muy técnico y requiere tiempo de análisis y no lo tendremos pero, hay algunas preocupaciones que con el paso del tiempo van quedando más evidentes: (a= no se debe definir lucro como cualquier provecho, (b) el manejo de las Medidas Tecnológicas de Protección en muchos países ha sido objeto de importantes estudios y consultas y acá se aprobará sin más, sin analizar y sin siquiera implementar el procedimiento de revisión que el propio TLC tiene, y (c) se equivocaron cuando redactaron el tema de excepciones para la prohibición de retransmisión de señal de tv en Internet extendieron una no aplicación concreta de excepciones a una prohibición total. Pero, en redpatodos tan pronto tengamos algo decente estaremos publicando estas y otras preocupaciones con más detalle.

Sería bueno cumplir TLC a tiempo, pero sería mejor hacerlo bien, no sería el primer país en pedir plazo y al menos los congresistas la leerían. El jueves en el congreso hasta Benedetti reconoció que no había leído y al cierre en broma el mininterior dijo que si tenían dudas llamaran a la embajada…

Ojalá consigamos que se discuta, que nos ayuden a decir #nopupitrazo.

Published by carobotero on 15 mar 2012

columna- Actualizar derecho de autor para Internet

Actualizar derecho de autor para Internet

Mininterior será el responsable de presentar al Congreso la nueva ley que regula los derechos de autor en entornos digitales. Será antes de finalizar esta legislatura y para cumplir con el TLC con EE.UU., afirmó el ministro Vargas Lleras esta semana, durante un foro en la Universidad de los Andes. El proyecto se coordinará con Mincomunicaciones y Mincomercio. (seguir leyendo en el Espectador)

Enlaces de lo que hay
El anuncio lo hizo el Ministro Vargas Lleras en el foro sobre sociedades de gestión
Esta nota es muy básica y mezcla temas, lo que confunde mucho, pero ha sido el único medio que lo ha tratado
Esta otra noticia es la realmente importante, será acaso el proyecto de responsabilidad de proveedores de Internet parte de esta iniciativa?
Sobre el proceso de consultas en Inglaterra esta es la página oficial y esta es al menos una de las respuestas
Acá encuentran el post de Michael Geist sobre lo que va de la reforma en Canadá

Published by carobotero on 12 feb 2012

Buscando consensos para y con Internet – Sobre #derechodeautor e #internetlibre

Por:
Erick Iriarte, Iriarte & Asociados (@coyotegris)
Carolina Botero, Fundacion Karisma (@carobotero)

El mismo texto se encuentra en el blog de Erick Iriarte,

El dialogo científico ha requerido con el devenir de los años de poder establecer de manera clara y directa las posiciones para sobre ellas encontrar la verdad que surge de la confrontación de ideas, en el mas respetuoso proceso de discusión, sin perder de vista el objetivo común que es el desarrollo humano con justicia social.

Si bien el contexto social donde nos encontramos, denominado Sociedad de la Información es claramente reconocido por la mayoría de los autores, tambien resulta claro que el debate jurídico tiene un cierto retraso en afrontar este cambio social, aun cuando uno de los principales aforismos jurídicos resulta siendo “ubi societas, ubi ius” que quiere decir, donde hay una sociedad, existe un derecho, es parte de este enfrentamiento entre procesos sociales y ordenamientos jurídicos el que encontraremos en las siguientes líneas.

No pretendemos hacer un artículo de respuesta al artículo “la situación real de la ley SOPA, PIPA y OPEN” del Dr. Wilson Ríos sino que buscamos en una confrontación de ideas establecer de una manera contrastada lo que se ha venido discutiendo y llevando como estandarte desde nuestra visión, en los últimos años, con la insurgencia de la Sociedad de la Información y con ello la rehabilitación de un derecho fundamental del ser humano: el derecho a ser reconocido por sus creaciones, siendo que es un derecho de todo ser humano y no solo de unos cuantos.

Como todo proceso científico la doctrina vigente busca siempre tratar de evitar los cambios, dado que alteran la continuidad de la regulación, aún cuando debiera ser lo más flexible (si seguimos la lógica de que es el derecho el que es configurado por la sociedad y por tanto la regulación es un constructo humano, y por ende variable, cuando el ser humano cambia, sin que se pretenda decir que hay que cambiar el derecho, es más en algunos casos se trata de volver a las raíces primigenias del derecho para defenderlo, de interpretaciones en el camino).

En esta medida se ha críticado la acción contra los proyectos SOPA y PIPA, por estar “poco sustentada” o por ser sólo “activismo”. Sin embargo en artículos de terceros y propios, alrededor del mundo, y desde hace ya varios meses se daban enlaces a fuentes primarias e importantes referencias académicas a fuentes secundarias. Es decir la masiva protesta contra las leyes indicadas tiene de todo, en sus formas, pero no por ello puede calificarse de poco sustentada.

Nuestra respuesta sale seguramente de las filas de lo que Wilson Rios denomina los “ciberlibertarios” o “mesías digitales”, aunque el mismo Wilson ha sido siempre claro que no todos pueden ser catalogados de igual manera, más cuando hay argumentos con sustento detrás.

Las posiciones expresadas en las siguientes líneas reflejan una posición ideológica compartida por diversos actores sociales, económicos y culturales, de diversos puntos del planeta, ofreciendo una “otra mirada”, como diria Levinas. Esta otra mirada refresca el menú unanimista de décadas anteriores (que construye y plantea una propiedad Intelectual fortalecida como eje de desarrollo olvidando sus equilibrios). Así podríamos afirmar que no todas las mamás preparan sopa, es más algunas aprendieron platos más equilibrados cuando se empezó a advertir que uno de los problemas de hoy es la obesidad en los niños. Entonces, aunque efectivamente “no es fácil encontrar el justo medio (ni) equilibrar intereses tan disímiles como los que surgen alrededor de estos interesantes temas” es importante en todo caso prever que el equilibrio se logra es en la discusión de las tensiones y no en la imposición de quienes hablan.

Dicho esto, hay un hecho cierto e irrefutable, la Sociedad de la información es un proceso social que no tiene vuelta atras y que ha hecho de la información su eje motor, tanto en los procesos sociales como en los procesos económicos, es pues como diria Menucci, el centro de la sociedad. Y con ella llego el Internet, que es una tecnología disruptiva. Es pues la Sociedad de la Información la que modifica sustancialmente las relaciones sociales y que por tanto cambia también la relación de lo que allí sucede con lo legal.

Por eso precisamente los antecedentes legales que el doctor Rios presenta tienen más de una perspectiva: una, la que él resalta: la necesidad que manifiestan algunos titulares de derecho de autor (en especial los congregados en las entidades de gestión colectiva y las grandes asociaciones de las industrias creativas) de actualizar las normas de propiedad intelectual para el medio digital haciendo extensivos controles y restricciones del mundo análogo; y otra, que queda olvidada en su artículo: ante un medio con una arquitectura abierta, sustentada en individuos, en la creación colectiva, en el compartir de contenidos y en una gran potencialidad generativa, el canal comercial debe ceder espacio y compartir intereses con los de la sociedad civil, porque es lo que sucede, porque el desplazamiento se ha hecho efectivo.

Por eso la pretensión controladora de la propiedad intelectual se torna excesiva y se vuelve reactiva en forma directamente proporcional con la suma de usuarios, justificando la reacción masiva que vimos en contra de los mencionados proyectos. Así resulta curioso que sea la acción de miles de individuos reinvindicando su derecho a decidir qué hacer con sus obras, y por ende a compartirlo si lo desean, o a utilizar una entidad intermediaria si asi lo definen, lo que resulta critico en este diálogo.

La primera diferencia entonces que tenemos con el análisis del doctor Ríos en lo legal es su diagnóstico de lo social, la tendencia regulatoria de los últimos años que él presenta como necesaria, es precisamente el antecedente que explica también la reacción. Ahora bien, el espacio que dedica el doctor Ríos a los pros y contras del análisis es limitado y no parecen desvirtuar las críticas:

¿El propósito de estas normas es perseguir la piratería o al usuario? pues el recuento de casos que expone el doctor Rios que empiezan con Napster y recuerda otros más recientes como Megaupload muestra precisamente que no se necesita SOPA ni PIPA para ir tras lo que se consideran organizaciones criminales de piratería, pero, en el mismo sentido de su texto no podemos entender claramente cómo dichas disposiciones no constituyen un riesgo para el potencial de uso de las personas comunes y silvestres, es decir todo conectado y potencial conectado a la red. En modelos broadcasting muchas veces el usuario no es parte de la ecuación pero resulta iimportantísimo, y base del sistema, en Internet. Ese potencial de uso es el que precisamente explica la reacción masiva y su defensa, es la posibilidad, a diferencia de radio y o television, de que los usuarios son a su vez creadores siendo entonces ellos, más que nunca, los que utilizan el derecho de autor para sus producciones.

Luego continua el Dr. Rios indicando los cuestionamientos que se elevaron en relación con los servicios de los operadores de Internet, de las posibles barreras al comercio, etc. Es importante reconocer los intereses detrás de las críticas (sociales, económicos y políticos) pero hecho esto está claro que si reconocemos Internet como herramienta de expresión de la sociedad y por ende de ejercicio de derechos fundamentales debemos mantenerlo como recurso de acceso público y por tanto las barreras descritas a los intermediares debe controlarse tanto como los abusos que cometan esos actores al acceso. Así aunque no desconocemos que también hay una pugna económica entre industrias de contenidos (las “tradicionales” vs. las “digitales”) en este caso la lucha por los intereses de los usuarios coincide con la acción de las industrias digitales, el día que sus acciones afecten a los usuarios se deberá actuar también contra ellas.

A continuación el doctor Rios expresa que con estos proyectos se busca abordar no solamente aquellas actividades de lo digital que están relacionadas con la reproducción sino que se hace extensiva al streaming hasta ahora dejado un poco de lado, reconoce que el fin de los proyectos es continuar la tendencia de hacer más expeditos los procedimientos (reduciéndolos a unos cuántos días) y facilitando que se desarrollen a través de autoridades ejecutivas o del propio interesado. Este tipo de medidas soportan las críticas de los detractores: se ignora la naturaleza y arquitectura de Internet para aplicar las lógicas de tecnologías anteriores y ante los riesgos que implican para los derechos de los usuarios, los titulares buscan beneficiarse de procesos expeditos que atacan principios como el de debido proceso. En un tema que ha dejado de ser una pregunta abierta y remota, se trata de amenazas evidentes en los más recientes movimientos sociales internacionales. Esto nos obliga a plantear cómo debe enfrentar el derecho las nuevas tecnologías en beneficio del usuario, tal como ocurrió en el caso Sony Corp. of America v. Universal City Studios, Inc.(conocido como caso Betamax)

Difícilmente la defensa correcta frente a las críticas que los proyectos de ley SOPA y PIPA representan para el derecho a la libertad de expresión puede ser que el propio proyecto incluye un artículo donde se declara que no se verá afectada la privacidad, habría que explicar: por qué?. Internet se ha evidenciado como un instrumento efectivo, masivo e irreverente para ejercer el derecho a la libertad de expresión, tratarla solo como un canal de consumo es un gran error que expusieron los relatores de derechos humanos para la libertad de expresión, sin embargo debemos tener claro que no se está hablando de libertinajes ni de un uso indiscriminado y sin respeto, sino que se debe balancear en una estructura que está creada para el compartir antes que para el restringir.

Los tiempos de cambios y nuevos ajustes que vivimos son particularmente interesantes porque muestran nuevas tendencias, fuerzas que hace unos años pedían ser escuchadas y hoy están siendo escuchadas y recuerdan desde su óptica precisamente que la regulación debe tener un equilibrio “ni mucho que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre”. Es necesario replantear, o quizá volver a las raíces más pristinas como es el caso del derecho de autor. La Sociedad de la Información no implica per se destruir el viejo orden y establecer uno nuevo, si implica completar la normativa en lo faltante, en construir con lo ya existente, recuperar lo que sea valioso y aportar nuevas cosas, es pues la Sociedad la que guía el desarrollo humano y no solamente las leyes, nuevas o viejas.

La mirada del doctor Rios es clara, es informada y busca el diálogo, pero no expone porqué los usuarios no deben estar preocupados, porqué las medidas respecto a DNS, por ejemplo, no son excesivas, ni propone tampoco cuál es el punto de equilibrio, indica que debe encontrarse, y para ello aportamos nosotros desde nuestro lado con el fin de encontrar ese punto de equilibrio.

Para nosotros hay riesgos en seguir manteniendo que el camino regulatorio para Internet es el de la protección a ultranza del derecho de autor de algunos sectores y actores, que hacerlo así es desconocer la nueva realidad social lo que no sólo pone en tensión el potencial innovador y generativo de la arquitectura abierta de la Red sino que arremete contra su potencial como instrumento de expresión y ejercicio de derechos fundamentales.

No regular no porque creamos en el libertinaje, sino porque en Internet se aplican las leyes y los principios del derecho se deben respetar, si Megaupload estaba actuando fuera de la legalidad lo decidirá un juez y tendrá su juicio, para ello no fue necesario SOPA, no necesitamos aplastar a cientos para encontrar unos pocos. Se debe fortalecer el sistema judicial, se deben buscar mecanismos de remuneración de los artistas más allá de la copia, debemos redefinir que es lo inadmisible dentro de la nueva realidad, debemos respetar a los usuarios y ellos responderán con respeto, debemos buscar el nuevo consenso social para proceder a dar el marco legal, si priman los intereses de sólo uno de los costados de este pulso el descontento social se mantendrá.

Finalmente, este es el inicio de un diálogo que esperamos tenga aportes de otros especialistas, siempre encontrándonos para construir juntos esta nueva Sociedad de la Información.

Published by carobotero on 13 ene 2012

columna: 2012 ¿taparíamos el sol con un dedo?

La columna de hoy en El Espectador se puede leer acá, pero en esta oportunidad la reproduzco en este blog con todos los enlaces para que lean más!

2012 ¿Taparíamos el sol con un dedo?

En 2012 presenciaremos varias decisiones sobre derecho y tecnología. Seguramente, como mostraré acá, se intentará fortalecer la protección a la industria tradicional en detrimento de innovación y acceso pero, mi optimismo me hace pensar que será algo temporal ya que son pocos los que creen que es una tendencia sostenible.

El 23 de enero se produciría apagón de Internet ocasionado por la huelga de sus principales intermediarios y de los internautas, ante la posible aprobación de una ley en EEUU que se conoce como SOPA (Stop Online Piracy Act). Alvarez Gardeazabal en La Luciérnaga la llamó “ley Lleras gringa”, sin embargo ésta va mucho más allá que la criolla, por ejemplo contempla medidas de cobertura global y se aplica no sólo por infracciones al derecho de autor, también a marcas y nombres de dominio.

Durante 2012 veremos la segunda instancia en Finlandia y Holanda de sentencias que obligan a intermediarios de Internet a bloquear el acceso a thepiratebay.com porque permite el acceso a material sin la autorización correspondiente, ignorando que también distribuye toneladas de material legal. Conoceremos también la definición de la situación de los responsables de taringa.net, acusados en Argentina criminalmente por “facilitar” el acceso a material infractor. Y, los jueces nos dirán si es viable la demanda que la industria ha entablado contra Irlanda, por no expedir leyes que implementan Directivas europeas sobre protección al derecho de autor.

La presión de la industria por controlar jurídicamente infracciones a la propiedad intelectual en Internet choca con el hecho de que lo que allí sucede va más allá del posible uso ilegal de obras protegidas. Entiendo que para quienes hacen política pública es difícil ver el contexto, aún así creo que como sociedad veremos que exagerar en este tema es como pretender pasar leyes para prohibir llantas, bajo el argumento de que los ladrones de bancos se escapan usando vehículos con ruedas. Ésta metáfora, usada por Doctorow (famoso escritor de ciencia ficción) en una reciente conferencia, recuerda que la evidente bondad y los usos legales de los vehículos con llantas son tantos que hacen ridículo pensar que prohibirlas es la solución a los robos de los bancos.

Published by carobotero on 27 nov 2011

columna “¡No más bibliotecas piratas!”

Parece que ya no tengo tiempo para escribir cosas originales acá asi que me toca copiarme… jaja, les dejo la columna de esta semana junto con la presentación que he estado dando en el marco de repositorios y ruta verde de ACCESO ABIERTO que es también de interés de las bibliotecas

“¡No más bibliotecas piratas!”

Cuando los activistas empezaron a participar en las reuniones internacionales donde se discutían temas de propiedad intelectual se empezó a saber lo que allí pasaba. Hoy son sus Twitter los que sacan la discusión de los cajones de los expertos y nos cuentan qué y quién lo está diciendo (no debe subestimarse ese poder). (continuar leyendo en El Espectador)

Para seguir las discusiones de OMPI de esta semana el tag es #sccr23 y para un seguimiento en vivo de lo que sucede sigan este enlace: http://www.streamtext.net/player?event=WIPO y la clave es wipo4me, se trata de un servicio increíble de un profesor de Columbia @Kcrews y realmente hace un gran trabajo!!

Finalmente, les dejo la presentación que sobre derecho de autor en repositorios para implementación de la ruta verde de acceso abierto (respirar), he estado dictando en estos días.

Published by carobotero on 12 nov 2011

columna “Efecto SGAE”

Efecto SGAE

La W destapó una situación que pondrá a Sayco a dar explicaciones. Aunque encuentro innecesarias e incluso incorrectas algunas afirmaciones que se han hecho en ese foro, lo cierto es que esta discusión estaba en mora y tiene como antecedente inmediato la situación de España, en donde se investigan malos manejos en SGAE. (continuar leyendo en El Espectador)

Es poco lo que puedo decir de la situación concreta de SAYCO pues no es un tema que en ese contexto conozca de primera mano, me ha interesado esencialmente como medio de ejercicio de los equilibrios del derecho de autor asociados con el tema de “acceso” (excepciones y limitaciones, dominio público y patrimonio cultural). Por ahora parece injusta la comparación entre la situación de SAYCO y la de SGAE (realmente lo que se viene mostrando de España parece insuperable y porque si queremos ver una sociedad polarizada por el tema del derecho de autor España es “el sitio”), pero es evidente que en lo mediático la situación actual tiene ese efecto y que la vara para medirlo arrancará por esa vía.

Ahora bien, mirando el tema en forma global se debe reconocer que hay una sensación de inconformidad entre varios sectores de la sociedad que ya ha hecho curso (lo encontramos en un par de investigaciones en que hemos participado y en la práctica profesional) que en todo caso obliga a afirmar que también hay grupos de respaldo a la entidad que son incondicionales (aparecieron especialmente durante la última investigación que apoyamos sobre Champeta en el Caribe). El tema despierta pasiones que muestran una gran división entre los autores e intérpretes entre sí y con la sociedad civil (para la gente en general el tema suele ser de un solo saco entre SAYCO y ACINPRO) que representa uno de los grandes retos de los próximos meses para el futuro de la entidad o de su sucesora y del papel que juegue la autoridad, claro.

De esta situación lamento el efecto que tuvo contra la persona de Juan Carlos Monroy quien no merecía esa salida de la Dirección Nacional de Derecho de Autor, el escándalo mediático le cobró la cabeza a un profesional que representó en mi opinión un gran cambio para la entidad y que tiene una mirada moderada, que es una persona de diálogo.

La discusión de los medios se ha centrado en el tema de los abusos y posibles malos manejos de SAYCO, aunque ha sido muy desordenada (con impresiciones y muchas incorrecciones), y ha evidenciado el descontento represado en múltiples sectores de usuarios, autores, artistas, academia, etc. Ese descontento, desconocimiento, y sensación de injusticia es lo que precisamente el gobierno no supo canalizar en el pasado y que con el escudo de que se trata de un tema altamente especializado y delimitado, asociado con un modelo de producción industrial al que se debe proteger a capa y espada, ha olvidado aterrizarlo, encajarlo con las prácticas sociales, ampliar la mirada, reconocer los cambios y ahora que se convirtió en un tema muy político le están cobrando esa inercia.

En ese entorno la columna no recoge el escándalo ni lo que ha pasado esa semana más allá del primer párrafo. En 350 palabras resumo lo que deberían ser algunos puntos a rescatar en la discusión que, superada la mediática, deberían incluirse dentro de otros muchos y que precisamente será objeto de una investigación que desde la Fundación Karisma abordaré durante 2012. Parece coincidencia pero lo cierto es que llevamos ya unos meses trabajando en el diseño y puesta en marcha de una investigación con otras instituciones de la región cuyo tema es precisamente gestión colectiva en América Latina. Ojalá nuestros insumos sirvan en unos meses para apoyar y enriquecer esa discusión, para repensar en la forma de gestión colectiva y en todo caso fortalecerla, pues no sólo es importante ahora sino que será mucho más importante en el futuro con un entorno tecnológico que la está moldeando en forma evidente.

Next »