Creative Commons, Noticias

¡Nos vamos a Varsovia! Colombia en CC Global Summit es una realidad

Me ha pedido Caro Botero que escriba sobre el Creative Commons Global Summit 2011 al que viajaremos en próximos días ella, Pilar Sáenz y yo. Aunque ya tenía prevista la publicación, ha sido difícil aclarar todas las ideas y por eso apenas hasta ahorita lo hago. Todo esto me ha tomado por sorpresa y se ha dado en muy pocos días, con lo cual no creo que logre escribir algo lo suficientemente lúcido para publicar en los blogs de Karisma, Creative Commons Colombia y en el personal. Sin embargo, aquí está el intento.

Como una de las líderes en América Latina, ya Caro tenía asegurado su pase a este encuentro mundial. Había una alternativa de patrocinio y Pilar Sáenz y yo hicimos la tarea: cada una presentó su solicitud por vía digital. Pasaron muchos días y llegó el mensaje alegrador de Jessica Coates: “Congratulations, your jurisdiction team has been awarded funding for two of your members to travel to the Creative Commons Global Summit in our first round of CC-sponsorship”.

Tras la emoción, el susto; tras el susto, la energía para arreglar permisos, papeles y un viaje relámpago para conseguir la visa; tras el papeleo, la espera eterna; tras la buena noticia sobre la aprobación de la visa Schengen… ¡más susto todavía!: Esto es real, nos vamos a Varsovia [Polonia] al Creative Commons Global Summit 2011.

Lo esencial, lo que más nos alegra a Pilar, Carolina y a mi [y con esto me atrevo a hablar por ellas] es la posibilidad de viajar como colectivo de representantes colombianas con muchísimo interés por aprender y compartir en equipo, por traer lecciones valiosas a otras personas, que ya sabemos que no son poquitas, realizan en diversas ciudades esfuerzos gigantes y creativos por generar procesos colaborativos de creación de conocimiento y cultura.

Así pues, estaremos a mediados de septiembre de 2011 en Varsovia [Polonia] en la cumbre mundial de Creative Commons participando en talleres, mesas de trabajo y múltiples actividades que proponen dar una mirada a la evolución y futuro de esta organización sin ánimo de lucro / filosofía / tipo de licenciamiento de contenidos, que ya cumple una década con el fin de desarrollar acciones orientadas a disminuir las barreras legales de la creatividad a través de una renovada legislación, apoyada en tecnologías de la información y la comunicación.

En el CC Global Summit podremos revisar qué ha pasado en estos diez años, cómo han cambiado las prácticas en producción y distribución de contenidos; pensaremos conjuntamente en proyectos de inversión e iniciativas que permitan que la evolución continúe a nivel planetario.

En Colombia es muchísimo lo que se ha avanzado en materia de sacudirse un poco del derecho de autor tradicional y de los modelos estáticos, ahora ya casi obsoletos, para la creación y distribución de información. Cada vez escuchamos cómo diversos colectivos, instituciones y personas están refiriéndose a “licencias alternativas”, “co creación”, “acceso abierto”, “producción colaborativa”, “compartir contenidos”, “liberar producciones”. La base ya no es esa que nos lleva a hacer “más de lo mismo” porque “así funcionan las cosas”. Estamos presenciando un momento de despertar a las ingeniosas alternativas que las plataformas digitales representan, cada cía podemos conocer más de cerca modelos y experiencias de otras latitudes que a la vez inspiran para experimentar e intentar acciones en la línea del procomún: la idea del “bien comunal, aquellos bienes, recursos, procesos o cosas [ya sean materiales o de carácter intangible] cuyo beneficio, posesión o derechos de explotación pertenecen a un grupo o a una comunidad determinada de personas” [En: Wikipedia].

Luego de informarnos y saber que existen alternativas a lo tradicional, han entrado al terreno de juego de la creación y la distribución la convergencia de talentos e ideas brillantes que revelan que si se pueden proponer novedosos modelos de negocio bien diferentes a lo que conocíamos de antaño. Ya en Colombia bandas musicales, colectivos audiovisuales, ilustradores, educadores, abogados, y muchos más, siguen demostrando que dentro de la legalidad es posible crear y compartir conocimiento y cultura, lo que en últimas se traduce en el mejor negocio tanto para los creadores como para los que accedemos a sus producciones y nos nutrimos con ellas para, a su vez, emprender otros proyectos que sigan alimentando la larga cadena de información, educación, entretenimiento y alimento para los sentidos y para los procesos sociales colectivos.

Esto anterior es una suerte de resumen bonito y optimista sobre la forma cómo yo, Maritza Sánchez, creo que está planteada una simbiosis entre LibreCultura, Creative Commons y escenarios creativos en Colombia. Espero ahora, con mucha emoción y compromiso, sacarle muchísimo jugo al CC Global Summit 2011 en Varsovia. Guiada por Caro Botero y por Pilar Sáenz, en equipo con ellas, dudo mucho que me pueda perder en el intimidante viejo continente y en una Polonia totalmente ajena y desconocida. De hecho confío con los ojos cerrados en que con y gracias a ellas podré conocer e intercambiar una multiplicidad de ideas con personas de muchos países del mundo que tienen tanto por contar y enseñar como nosotras como representantes colombianas.

* * *

Prometo llevar, como ya muchos me lo han encargado en broma y en serio, saludos al finado Karol Wojtyla, al maestro Ryszard Kapuscinski [del cual de verdad he aprendido mucho respeto por la comunicación]  y hasta al vecino de los polacos, músico impresionante, Emir Kusturica.

* * *

Estoy agradecida con las familias, amigos y empresas con las que nosotras tres ahora tenemos afectos y proyectos en marcha; sin su colaboración y buena energía sería complicado emprender este viaje al otro lado del mundo. También debemos dar infinitas gracias a Fundación Karisma, a Creative Commons Colombia y buenos amigos en España como Blas Garzón de Traficantes de Sueños, Daniel Granados de Producciones Doradas y Tíscar Lara de la EOI [Escuela de Organización Industrial] con quienes esperamos encontrarnos de algún modo.

Estoy emocionada por viajar con Caro y con Pilar: sin ellas estaría muerta de pavor y quizá buscando alguna disculpa para quedarme metida debajo de las faldas de la siempre buena Medellín. Pero no, aquí vamos. Seguro que recogeremos muchas ideas, experiencias, sabores y colores para compartir con todos los que al regreso nos quieran escuchar la carreta.

____________________

* La imagen de esta nota pertenece a una de las tres más votadas en el Creative Commons Global Summit Poster Competition. Artista: Shichigoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *