comunicados de prensa, vigilancia masiva

¿Proveedores de internet están protegiendo la privacidad de sus clientes?

De acuerdo con el informe ¿Dónde están mis datos? de 2016 realizado por Fundación Karisma, aunque todavía falta mucho camino por recorrer, los principales proveedores de internet en Colombia, especialmente ETB, realizaron avances respecto a resultados de 2015 para comprometerse más efectivamente con la privacidad y libertad de expresión de sus clientes,  

Bogotá Noviembre de 2016. Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en 2016 aumentó un 21,8% el número de suscripciones a internet en Colombia. En el segundo trimestre del año se alcanzó un total de 14,4 millones de conexiones entre internet fijo y telefónico. Este tipo de suscripciones son posibles, entre otras, porque las empresas proveedoras de servicios de internet como Telefónica-Movistar, Claro, ETB, Tigo-UNE y DIRECTV brindan el servicio de conexión a la red. En ese sentido, el informe ¿Dónde están mis datos? arroja información que puede ayudar a que las personas tomen decisiones informadas sobre a quién confían el manejo de su información, sus datos personales y en general su capacidad para navegar Internet.

“Estas empresas actúan como intermediarias entre nosotros e Internet y en el proceso recogen muchos datos e información de nuestras prácticas, hábitos de navegación, ubicación, contactos personales, etcétera; esta información no solo la usan para mejorar el servicio y ofrecernos publicidad, legalmente están obligados a guardarla y a entregarla a las autoridades para el cumplimiento de sus funciones, por ejemplo, para investigaciones criminales, pero la pregunta es ¿Cómo cumplen esas obligaciones?” dijo Laura Mora, investigadora de Karisma.

En Colombia hay dos normas que obligan a los operadores a guardar esos datos e información por un plazo desproporcionado de 5 años:  la Ley de inteligencia y el Decreto 1704, además, cómo lo ha denunciado Karisma en el pasado, los controles sobre los poderes de inteligencia son mínimos, por tanto la forma cómo los proveedores de Internet hacen su trabajo importa para asegurar los derechos de los clientes. Este informe busca impulsar en estas empresas el desarrollo e implementación de buenas prácticas comerciales que fortalezcan esa protección, especialmente con la publicación de informes de transparencia que permitan conocer más sobre lo que realmente sucede.

Fundación Karisma se acercó a las cinco principales empresas de este tipo en Colombia para evaluar la forma como manifiestan públicamente que cumplen con sus obligaciones legales y contractuales. Este año, ¿Dónde están mis datos? evaluó a los proveedores bajo cuatro ejes: transparencia, si publica informes de transparencia; protección de datos, su política es clara y de fácil acceso; intimidad, cómo cumplen con los compromisos legales que los obligan a retener datos y a entregar información personal de sus clientes a las autoridades; y libertad de expresión, si sus procedimientos para filtrar, retirar o bloquear contenidos, o para cancelar o suspender servicios son claros.

Para 2016, Fundación Karisma encontró que, si bien empresas como ETB y Telefónica avanzan, la mayoría de las políticas de los proveedores de Internet en Colombia se limitan a copiar literalmente la ley o su información es insuficiente. También se estableció que la información es difícil de navegar, pues los formatos son imágenes, y además carecen de consideraciones de accesibilidad para personas con discapacidad. Adicionalmente, estas empresas no cuentan con manuales que permitan a sus clientes conocer los procedimientos responsables de proteger sus datos, ni es posible conocer en qué casos sus publicaciones pueden ser retiradas o sus cuentas suspendidas. Pero, “lo que más nos preocupa es que aunque internacionalmente ya muchos proveedores de internet publican informes de transparencia, permitiendo a los personas entender mejor lo que sucede con sus datos en la práctica, en Colombia ninguna de estas empresas publica este tipo de informes, entre otras cosas porque las empresas siguen asociando la transparencia exclusivamente con la lucha contra la corrupción” afirma Carolina Botero, directora de Karisma.

Para Katitza Rodríguez, Directora Internacional de Derechos Humanos de la Electronic Frontier Foundation – organización que desde el 2011 realiza estas evaluaciones en EEUU y que ha apoyado a Karisma por segundo año consecutivo en este proceso – “de acuerdo con nuestro análisis al informe de Karisma, ETB está liderando este campo, pues no solamente ha obtenido el mejor resultado de las empresas evaluadas, también ha conseguido grandes cambios en sus prácticas, en contraste con los resultados del 2015. Aplaudimos el compromiso de ETB y animamos a todas las empresas a trabajar en pos de mejores resultados el próximo año. También queremos resaltar el rol de Telefónica / Movistar este año, por qué mientras en el 2015, Movistar compartió el último lugar junto a CLARO, durante el 2016, Movistar incorporó mejoras significativas y notorias quedando en segundo lugar junto con Directv. Por otro lado, Directv mantuvo los mismos resultados que obtuvo en el 2015. Desafortunadamente, no todas las compañías están comprometidas con proteger la privacidad de sus usuarios. Dos grandes empresas de telecomunicaciones – Claro y UNE – recibieron resultados especialmente pobres, quedando atrás en la protección de la privacidad de sus usuarios.”

El próximo 23 de noviembre se realizará el lanzamiento oficial del informe para 2016 con la presencia de Katitza Rodríguez, de Electronic Frontier Foundation, e integrantes de la Fundación Karisma. Este día se podrá acceder al informe en dondeestanmisdatos.info que contará con nuevas y mejoradas características. A través de su publicación anual ¿Dónde están mis datos? pretende incentivar a las empresas a mejorar sus prácticas frente a la protección de derechos como la intimidad, privacidad y acceso a la información.

Contacto: Pilar Sáenz, Fundación Karisma, mpsaenz@karisma.org.co

Katitza Rodriguez, EFF, katitza@eff.org

*Fundación Karisma es una organización de la sociedad civil dedicada a apoyar y difundir el buen uso de las tecnologías en los entornos digitales, en procesos sociales y en las políticas públicas colombianas y de la región, desde una perspectiva de protección y promoción de los derechos humanos. En su trayectoria ha mantenido un interés constante en la convergencia de las TIC y el derecho, y en la promoción y participación ciudadana en relación con estos temas.

Electronic Frontier Foundation (EFF) es una organización internacional sin ánimo de lucro que aboga por los derechos y libertades fundamentales en el entorno digital. EFF apoya la innovación jurídica a través del litigio estratégico, el análisis de políticas públicas, el activismo y el desarrollo tecnológico.  EFF trabaja para asegurar que los derechos y libertades se vean reforzados y protegidos a medida que crece el uso de la tecnología. EFF opera desde San Francisco, California, Estados Unidos, tiene miembros en más de 90 países y cuenta con más de 26,000 donantes a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *