Destacado, Español, Noticias, Noticias Destacadas

Sistemas de vigilancia en Colombia al descubierto

infografia

 

Esta infografía parte del informe “Un Estado en la sombra: Nuevo informe revela abusos de las agencias de inteligencia en Colombia.”  de la organización britanica Privacy International, el cual muestra cómo Colombia tiene un sistema de vigilancia de comunicaciones poco transparente, con capacidad para hacer vigilancia masiva de una forma que no está prevista en la ley.

El informe revela  a través de documentos inéditos, la larga historia de desarrollo de diferentes sistemas de vigilancia por parte de agencias de policía y servicios de inteligencia colombianas como la Dipol y la Dijin. Además, explica de qué manera los sistemas de inteligencia en Colombia interceptan las comunicaciones de la población común sin que haya una investigación fundamentada para hacerlo.

infografía_vigilancia_colombia

Entre los datos de la infografía se encuentran:

*Las capacidades de vigilancia de la vieja plataforma Esperanza que se asocia con las chuzadas que hacía el DAS hace años consiste en intervenir físicamente los cables de los teléfonos o plantar micrófonos, por ejemplo. Sin embargo, Esperanza fue ampliamente superada por PUMA.

*PUMA intercepta comunicaciones usando las redes de los intermediarios (ETB, Claro, TIGO, etcétera) y recopila metadatos y contenidos de las comunicaciones que se realizan en Internet, lo que permite obtener mucha más información. Incluso sabemos que esta plataforma fue mejorada para incluir herramientas de control remoto o hackeo. Precisamente PUMA fue engavetado por la fiscalía cuando se estableció que sus capacidades eran amplias y podían ser abusadas.

Pero, la verdadera revelación de Privacy International en 2015 tiene que ver con una plataforma que hasta entonces era desconocida: el SIGD. El SIGD es una plataforma de vigilancia masiva que puede crear patrones, cruzar datos para crear perfiles, buscar personas, números de teléfonos y servidores.

Lo que sabemos es que las capacidades de estas plataformas no responden a las facultades dadas por el marco legal colombiano. En Colombia se distingue entre investigación criminal y labores de inteligencia, en el marco de las primeras se puede hacer interceptación de comunicaciones, mientras que en el caso de las segundas esa facultad no existe. Mientras Esperanza y PUMA son plataformas tecnológicas que están administradas por la DIJIN y vinculadas a la fiscalía para funcionar dentro de los procesos criminales, el SiGD está en cabeza de la DIPOL que tiene funciones de inteligencia y solo puede “monitorear” el espectro. ¿Qué significa monitorear? Es uno de los grandes vacíos de la ley, y es importante pues define el alcance de la inteligencia en Colombia. Por eso cuando Julio Sánchez Cristo en la entrevista menciona que a Vicky Dávila se la estaba “monitoreando” se equivoca, a la periodista se la vigilaba y en esa actividad había interceptación de comunicaciones. La interceptación de comunicaciones solo es posible en el marco de un proceso penal y con autorización de la Fiscalía y posterior control de un juez.

En suma por una parte la vigilancia masiva es desproporcionada y no está comprobado que sea útil. Por otra es necesario afirmar que las labores de inteligencia deben ser selectivas, excepcionales y por tanto ajustadas a una legislación restrictiva y garantista.

Consulta la infografía “Sistemas de vigilancia en Colombia al descubierto” en versión PDF

Fundación Karisma publica tanto la infografía como el análisis sobre las herramientas de Control Remoto para contribuir con información a esta discusión pública. Si este tema le interesa comparta estos documentos con el general Palomino (@GeneralPalomino), y con los miembros de la Comisión de Seguimiento a la Ley de Inteligencia –único órgano que tiene alguna capacidad de control sobre esta actividad– (@jaimeduranbar @jimmychamorro @PaolaHolguin @carlosfgalan @MIgueBarretoC @OPedroorjuela @Tatacabello) usando el númeral #ElTalHackeoSíExiste para que en 2016 el debate se abra y nuestros derechos a la privacidad, libertad de expresión y libertad de prensa se protejan.

* “Hackear” es una expresión que identifica una ética que consiste en propiciar el acceso a la tecnología para empoderar a las personas, luego se entendió como la actividad de encontrar vulnerabilidades en sistemas de información pero esencialmente con la idea de reportarlas y repararlas. Finalmente se empezó a usar en el sentido de buscar vulnerabilidades en sistemas de información y aprovecharlas en forma ilícita. Para Karisma la expresión correcta cuando se “hackea” para hacer daño es la de “crackear” y por tantodecir “hackear” en ese sentido es incorrecto, sin embargo no es éste el uso que se ha popularizado. Para facilitar la comprensión del documento, hemos decidido usar el término “hackear” en el sentido de “crackear” aunque somos conscientes de que es sólo uno de los sentidos de esa palabra.

*Privacy International es una organización británica que trabaja en defensa de los derechos humanos, que mira la tecnología de vigilancia presente en el país a la luz de las normas de inteligencia vigentes resaltando las posibles intrusiones a la privacidad por gobiernos y empresas.

2 thoughts on “Sistemas de vigilancia en Colombia al descubierto”

  1. Gracias por su clara y documentada ilustración en esta infografía sobre cómo se violan algunos derechos humanos (sin que la zoociedad se inmute) y menos un sector de esta: el periodístico (empresas y trabajadores de las mismas y los autónomos).
    Pienso que los sistemas de vigilancia de comunicaciones ilegales con disfraz de legales estuvieran haciendo seguimiento apenas hace un mes a algunos comunicadores, y menos por sucesos que vinculan a altos oficiales de la policía en lo que he llamado como “sexo, mentiras y video”.
    Existe alguna posibilidad de que Karisma como sector de la sociedad civil asuma un derecho de tutela en mi nombre y en el de muchos más porque se revelen la totalidad de los nombres de los periodistas a los que se ha venido haciendo seguimiento ilegal?
    Toda esta situación espanta. Los medios y menos sus “periodistas” harán algo por profundizar en esto que no sea armar un “escándalo” personal, pero nunca de cara a un sector de la sociedad o a toda esta.
    Gracias,
    @Bunkerglo
    Gloria Ortega Pérez
    Periodista

    1. Hola Gloria, mucha gracias por escribirnos y seguirnos. Su preocupación, no obstante, puede ser mejor atendida por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLiP). Le sugerimos los contacte. Ellos están en mejor posición de asesoraba o informarle sobre pasos a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *