• flickr
  • vimeo
  • youtube
  • tumblr

Carta sobre el TPP y Colombia

TPP

viagra cialis and levitra do not work

viagra super dulox force reviews

how to buy sildenafil online

celtipharm viagra

viagra optic neuropathy

controindicazioni viagra giovani

taking viagra without erectile dysfunction

bull 100 viagra

Respetada señora Ministra:

Como es de público conocimiento, el pasado 5 de Noviembre los Estados parte del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) publicaron los textos del Acuerdo, cuyas negociaciones fueron cerradas el 5 de Octubre. También son públicas las delicadas y profundas críticas que distintos sectores sociales han formulado sobre este tratado a manera de alarma. Por citar sólo unas de ellas:

  • El Vaticano alertó sobre los riesgos que entraña el tratado para el bien común en su intervención en la 9a Conferencia Ministerial de la OMC: “10… Actualmente hay una tendencia clara hacia expandir aún más estos Acuerdos de Comercio Regionales para formar acuerdos comerciales mega-regionales como… el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP)… Entre las concesiones más dañinas que los países en desarrollo hacen en los acuerdos regionales y bilaterales se encuentran aquellas que fortalecen los monopolios de medicamentos que salvan vidas, lo que reduce el acceso y la asequibilidad, y aquellas que proporcionan derechos legales excesivos a la inversión extranjera, limitando el espacio político de los países para promover un desarrollo sostenible e inclusivo”.
  • La Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, se expresó en la pasada Cumbre de Desarrollo Sostenible 2015 así: “Los derechos de propiedad intelectual y el sistema de patentes siguen planteando dudas sobre la equidad. He escuchado algunas graves preocupaciones por la posibilidad de que la Alianza Transpacífica, el mayor acuerdo comercial de todos los tiempos, perjudique el mercado de genéricos y medicamentos biológicos similares, y aumente el costo de los medicamentos”
  • Expertos de las Naciones Unidas han advertido que “mientras que los tratados comerciales y de inversiones pueden crear nuevas oportunidades económicas, nosotros queremos llamar la atención sobre el potencial impacto perjudicial que esos tratados y acuerdos pueden tener en el disfrute de los derechos humanos como han sido reconocidos en instrumentos legales vigentes, sean estos derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales.
    • Nuestra preocupación se refiere a los derechos a la vida, alimentación, agua y sanidad, salud, vivienda, educación, ciencia y cultura, mejoramiento de los estándares laborales y la provisión de una justicia independiente, el derecho a un ambiente sano y a no ser objeto de desplazamiento forzado.
  • El profesor Michael Geist ha hecho un análisis muy detallado de los diferentes impactos que tendrá el TPP en Canadá revisando las provisiones sobre neutralidad de la red, inversiones, agricultura e incluso el lenguaje. Entre los muchos temas revisados ha indicado como este tratado maneja los derechos de los titulares y los de los usuarios en forma muy diferente. Resalta que “la provisión más evidente aparece al final de documento, donde las partes reconocen la importancia de tomar en cuenta los impactos de los derechos de los titulares y de los proveedores de Internet. Los usuarios de Internet y el público en general no merecen mención alguna, ni sus intereses parecen contar para los propósitos de un sistema de “noticia/bajada” para obras protegidas por derecho de autor en Internet”

Gracias a la revisión que hemos hecho a los textos negociados del TPP, en las materias que nos conciernen, nos permitimos rechazar el contenido de este Acuerdo por su impacto dañino en el interés público.

Teniendo en cuenta que el Gobierno colombiano ha expresado públicamente en varias oportunidades la intención de adherir,, por su intermedio nos dirigimos al mismo para solicitarle expresamente apartarse de las prácticas de ocultamiento de información que caracterizaron la negociación entre los 12 países firmantes y, por el contrario, en caso que se llegara a iniciar el proceso de adhesión de Colombia, garantizar su completa transparencia. Desde la sociedad civil entendemos que un proceso abierto y transparente es el natural reflejo de la democracia que rige las instituciones nacionales.

En este contexto, solicitamos respetuosamente al Gobierno Nacional incluir en la metodología propia del proceso de adhesión lo siguiente:

  1. La creación de un espacio de participación abierto a todos los actores interesados, públicos y privados, cuyo fin sea aportar información, investigaciones, estudios y conceptos en la construcción de la propuesta de adhesión que el Gobierno colombiano allegue al país Depositario del TPP, así como en todo el proceso de negociación que llegara a darse.
  2. Anunciar pública, oportuna y suficientemente la creación de dicho espacio.
  3. Documentar en forma pública, amplia y suficiente los beneficios y los riesgos que traería para el país entrar al TPP no sólo desde el punto de vista de la industria, la agricultura y el comercio, sino también desde la perspectiva de la salud, la educación, el acceso al conocimiento, el medio ambiente y demás sectores sociales potencialmente afectados

Estamos convencidos de la necesidad de estas acciones para poder avanzar legítimamente como país en un proceso de esta envergadura.

Es nuestra esperanza que el Gobierno Nacional, si decide adherir, tomará las medidas necesarias para asegurar a todos los actores interesados el pleno ejercicio del derecho de participar activamente en todo el proceso de evaluación, lo que contribuirá de manera determinante a conseguir al final del camino un desenlace que anteponga los derechos fundamentales de los colombianos y el bienestar general sobre los intereses comerciales, como corresponde a un Estado Social de Derecho.

Aquí puede consultar la carta completa, enviada.

Share Button

1 Comments

conciliacion
creo que esto pasa cuando un pais esta apurado por firmar un tratado con alguna potencia de forma individual. Estan tan apurados los del gobierno que , con tal de cerrarlo no se fijan ni defienden como deberia ser los interes propios del pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *