Noticias

Colombia debería ser retirada de la Lista 301

Tras la decisión que adoptó La Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR) para que Colombia permaneciera en “Lista de Vigilancia” durante el año 2010, el Grupo de “Derecho, Internet y Sociedad” de la Fundación Karisma, bajo la dirección de la abogada Carolina Botero, decidió pronunciarse a favor de los esfuerzos realizados por Colombia en relación con la protección de los Derechos de Propiedad Intelectual, para que  Colombia sea retirada de la lista durante el año 2011.

La Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR) identifica anualmente en su Informe Especial 301, a los países que según su criterio no han logrado salvaguardar los Derechos de Propiedad Intelectual. Así lo establece la sección 182 de la Ley de Comercio de 1974, denominada Disposición Especial 301 de la Ley de Comercio. Conforme con la citada disposición, los países son clasificados dependiendo del nivel de piratería que los afecta dentro de tres tipos de categorías a saber: “(1) País Extranjero Prioritario, (2) Lista de Vigilancia Prioritaria, o (3) Lista de Vigilancia.”[1]

Aunque Colombia se encuentra en la Lista de Vigilancia desde hace muchos años, en el 2010 la USTR incluyó a Colombia por las siguientes razones: 1. ausencia de una estrategia judicial masiva que sirva de supuesto mecanismo disuador de la conducta de piratería; 2. ausencia de mecanismos de protección contra infracciones de Propiedad Intelectual en Internet y 3. ausencia de un sistema eficiente de registro de patentes de la industria farmacéutica.

Frente a este panorama Karisma argumenta que tanto en materia de Propiedad Industrial como en el Derecho de Autor, Colombia ha sido un celoso guardián e incluso se puede decir que, institucionalmente, su compromiso ha estado con los titulares desde el principio yendo, históricamente, más allá de las protecciones mínimas requeridas a nivel internacional. A pesar de que los argumentos del Informe 301 se concentran en la ausencia de resultados como justificante de mantener al país en la lista, en el memorando queda más que demostrando que estos están por encima de la media de la región y pueden considerarse como muy positivos al punto de que no deberían servir para mantenernos en dicha lista.

Además de la Carta de Fundación Karisma al USTR sobre Colombia, la Fundación firmó, junto con organizaciones de Brasil, Chile, España, Estados Unidos e India,  una declaración conjunta para hacer un llamado a las autoridades estadounidenses, en especial, al gobierno del Presidente Obama, para que los Estados Unidos mesuren las exigencias de regulación de la Propiedad Intelectual, limitándose a los acuerdos internacionales y a las legislaciones de los propios países. Así como también un llamado a los Estados Unidos para que adopten “procedimientos abiertos y transparentes” en las evaluaciones a los países, y de esta manera procurar el desarrollo de políticas de acceso a la información, en vez de amenazas de sanciones comerciales.

Puede consultar más Información:

El Reporte Especial 301 y Priority Watch List (en inglés).
Carta de Fundación Karisma al USTR sobre Colombia (en inglés y en español).
Declaración Conjunta sobre el Reporte Especial 301 (en español y en inglés).
Otras cartas de respuesta a Reporte Especial 301 (en inglés).
Imagen original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *