debate mundial, Derecho, Internet y Sociedad, Destacado, Noticias

El 301 es un instrumento de matoneo

 

Como cada año la USTR (Oficina de Comercio del Gobierno de EE.UU) elabora su Informe Especial 301 que es simplemente una lista negra de los países piratas que ha sido ampliamente criticada como ilegítima pues es unilateral (desconoce los canales internacionales acordados en la Organización Mundial de Comercio para resolver conflictos de este tipo), resulta una afrenta a la soberanía de los países y en todo caso es el resultado de un procedimiento arbitrario.

La 301 es una lista prioritaria (en 3 niveles) de los países que según la USTR están incumpliendo sus obligaciones de propiedad intelectual contenidas en los TLC con EE.UU. Los países que aparecen en esta lista son los que la USTR define con la asesoría principalmente de la industria que depende de la explotación de la propiedad intelectual (farmaceúticas, casas disqueras, editoriales, canales privados, etcétera). Para hacerlo la USTR tiene un proceso público de consultas del que participamos algunas ONG de la sociedad civil e incluso algunos países presentando comentarios, sin embargo el resultado cada año muestra como los argumentos no son tenidos en cuenta y prevalece la visión de la industria.

Como lo hicimos en 2011 y en 2013, Fundación Karisma presentó ayer los comentarios para la lista que saldrá para 2014. En esta oportunidad la carta la suscribimos junto con IFarma y Misión Salud para referirnos también al tema de medicamentos.

En su columna de hoy en El Espectador, Carolina Botero nos recuerda “en unos días conoceremos el 301 de este año y sabremos qué tan preocupado está el Tío Sam con Colombia; sabremos cuánto le preocupa que la Ley Lleras siga pendiente, por ejemplo”.

En Las2Orillas, Pilar Sáenz se refiere al informe diciendo “Durante años nos señalan como un país de criminales, que irrespeta los derechos de autor y nos acusan de acabar la industria nacional (y hasta la mundial)”

Los invitamos a leer los comentarios en español y en inglés  y a compartirlos en sus redes.

Imagen por Open Source Way CC BY SA 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *