• facebook
  • twitter
  • flickr
  • vimeo
  • youtube
  • tumblr

Descarga este comunicado.

Sobre el bloqueo a la web de la Fundación Karisma y los problemas de neutralidad de Claro

Bogotá, 5 de febrero de 2015: A raíz de los problemas de acceso a nuestra web, reportados por algunos usuarios, detectamos en las prácticas de Claro dos amenazas al principio de neutralidad de la red -reconocido en Colombia en el Plan Nacional de Desarrollo-, que busca que no haya discriminación en la circulación de la información.

En enero de 2015 migramos nuestros servidores a Europa. Una vez realizada la migración y con la página al aire desde el nuevo servidor, comenzamos a recibir información de varios usuarios que reportaban problemas para acceder a ella: el navegador no encontraba el sitio. Tras un proceso de revisión y control, pudimos establecer que el problema se presentaba con algunos usuarios residenciales de Claro en Bogotá.

La empresa nos explicó que algunos de sus usuarios no llegaban a la página de Karisma porque en su red utilizan la zona pública correspondiente a las direcciones IP 5.x.x.x para gestionar algunos equipos de su red privada. Nuestra página tiene una dirección IP justo en ese rango. Para resolver el problema, Claro dijo que iba a “enmascarar nuestra IP con otra para evitar el traslapo”. En apariencia, el problema se solucionó, pues, al momento, nuestros usuarios clientes de Claro pueden acceder a la página.

Sin embargo, todo esto nos llevó a descubrir una mala práctica que amenaza a la neutralidad de la red en nuestro país. La primera amenaza que identificamos está relacionada con el hecho de que Claro está utilizando un rango público de Internet para su uso privado, y la segunda tiene que ver con la solución que están dándole al problema de bloqueo no intencional en el que caen las IP de ese rango: “enmascarar direcciones IP”, una mala práctica que supone un monitoreo indebido del tráfico de sus usuarios.

Pilar Sáenz, coordinadora de proyectos de la Fundación Karisma y activista del Colectivo RedPaTodos explica al respecto: “Debemos aclarar que el rango 5.x.x.x. nunca fue privado, siempre ha sido “reservado” y desde 2010 se liberó para ser asignado por la autoridad de registro europea (RIPE). Que el rango 5.x.x.x. no estuviera siendo utilizado, no justificaba que particulares pudieran ocuparlo”.

La segunda amenaza no es menos preocupante. La solución de Claro consiste en “enmascarar” la IP de Karisma para que los dos destinos con la misma dirección no entren en conflicto (la IP que nos asignaron en Europa y la que Claro tiene ocupada para su uso privado). Eso significa que tienen que filtrar el contenido de sus usuarios para identificar el tráfico que se dirige hacia nuestro sitio y guiarlo por una especie de callejón que finalmente los deja en nuestra página web. Como el problema no es únicamente con nuestra IP, sino con todas aquellas que entren en conflicto con el rango que Claro tiene ocupado, varios usuarios comenzaron a compartir sus casos cuando hicimos público el nuestro. El problema es grave, porque, en otras palabras, algunos de sus usuarios tienen restricciones técnicas para acceder a algunas páginas y las que se identifican como bloqueadas, deben ser enmascaradas una a una.  Esto pone a Claro en la posición de observar la navegación de sus usuarios. Nada más lejano del principio de la neutralidad en la red.

Si bien este problema no es masivo, en la Fundación Karisma estamos convencidos de que el efecto individual que puede tener en algunos usuarios es un problema que nos debe preocupar a todos y todas por su impacto negativo en el potencial democratizador de la red. Por tanto hacemos un llamado a Claro para que corrija, a la brevedad posible, la práctica identificada. Por nuestra parte:

  1. Dentro del análisis de lo sucedido, enviamos reportes a RIPE y a Lacnic para documentar y evidenciar estas malas prácticas.
  2. Estamos remitiendo este documento a la Comisión de Regulación de Comunicaciones CRC (junto con algunos soportes) para que analice el caso a la luz del principio de neutralidad, reconocido legalmente en Colombia en el Plan Nacional de Desarrollo, y para que tome las medidas necesarias que disminuyan los efectos que la mala práctica supone.
  3. Instamos a Claro para que agilice su proceso de desocupación del rango 5.x.x.x, y le pedimos que se  comprometa públicamente con una fecha para que la migración haya terminado. Además, basados en los principios de transparencia, le solicitamos a Claro  que comunique públicamente cuál es la extensión de la afectación, cuántas direcciones están bloqueadas, cuántos enmascaramientos han hecho y desde cuándo.
  4. Invitamos a todas y todos a que nos cuenten cuando sospechen que algún sitio se encuentra aislado de su red para revisar la causa y, si es por algo similar (incluso de otro proveedor) a lo reportado por Karisma, poder informarlo a la CRC y a quienes corresponda (pueden escribir a contacto@karisma.org.co)
  5. Además, hemos

A partir de esta situación, hemos preparado una serie de textos que se encuentran reunidos en un boletín:

Sobre la Fundación Karisma

Somos una organización de la sociedad civil dedicada a apoyar y difundir el buen uso de las tecnologías en los entornos digitales, en procesos sociales y en las políticas públicas colombianas y de la región, desde una perspectiva de protección y promoción de los derechos humanos.

Durante nuestra trayectoria hemos mantenido un interés constante en la convergencia de las TIC y el derecho, y en la promoción y participación ciudadana en relación a estos temas.

Share Button

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *