debate local, debate mundial, debate regional, Destacado, Español, hacking team, Noticias, Noticias Destacadas, seguirdad e intimidad, vigilancia masiva

¿Proveedores de internet están protegiendo la privacidad de sus clientes?

Portada-FB1

Este es el segundo año en que examinamos las políticas públicas de transparencia, protección de datos, privacidad y libre expresión de cinco de las mayores empresas proveedoras de internet: Claro, Tigo-UNE, Telefónica-Movistar, ETB (Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá) y DirecTV. Se trata del informe ¿Dónde están mis datos?  que evalúa cuán bien las compañías de telecomunicaciones colombianas protegen la privacidad de sus clientes. Un informe que ha recibido el apoyo de la Electronic Frontier Foundation.

El informe muestra como las empresas colombianas de telecomunicaciones aún tienen un largo camino para cumplir con buenas prácticas relacionadas con la privacidad y la transparencia. No obstante, dos miembros claves de la industria proveedora de internet en Colombia -ETB y Telefónica-Movistar- han mejorado sus prácticas; ETB a la cabeza.

ETB no sólo obtuvo el mejor resultado de las empresas evaluadas, sino que hizo grandes mejoras en sus prácticas en comparación con el año 2015. Aplaudimos los compromisos de ETB e instamos a la compañía a adoptar todas las normas recomendadas para el próximo año. Sin embargo, todas las empresas todavía tienen un largo camino por recorrer, es necesario que las otras proveedoras de internet no se arriesguen a quedarse atrás.

Telefónica-Movistar también ha hecho cambios positivos, dejándola junto a  DirecTV  empatados en segundo lugar en el informe de este año. Dos grandes empresas como -Claro y UNE- recibieron resultados especialmente pobres, quedando atrás de la industria en la protección de sus clientes. El informe busca alentar a estas empresas a desarrollar e implementar buenas prácticas empresariales que fortalezcan la protección de los derechos de los clientes, en particular a través de informes de transparencia que permitan conocer más sobre lo que realmente sucede.

Las naciones emergentes de conflictos a largo plazo tienen una oportunidad importante para examinar sus compromisos con los derechos humanos. A medida que Colombia se enfrenta a su camino hacia el fin de una larga guerra, se enfrenta a muchas preguntas sobre su futuro y los restos institucionales y sociales que esto implica. Al mismo tiempo, las revelaciones de Edward Snowden han mostrado las maneras en que las empresas de tecnología pueden estar en primera línea cuando se trata de defender los datos y la privacidad de los usuarios: a veces protegen estos derechos, a veces no lo hacen.

Mientras el mundo digital de Colombia continúa avanzando con las tecnologías del siglo XXI, la ley de privacidad del país no ha mantenido el ritmo. Las leyes de inteligencia y penales de Colombia no obligan al estado a informar sobre el número de solicitudes de vigilancia que hace cada año. Las proveedores de internet no están legalmente obligadas a notificar a sus usuarios las decisiones que autorizan la vigilancia de las comunicaciones. Colombia tiene leyes de protección de datos que obligan a las compañías a publicar sus políticas de privacidad, pero estas políticas de privacidad son a menudo vagas y opacas.

Por eso, en respuesta a la falta de claridades en las leyes de privacidad en lo referente al mundo digital en Colombia y la falta de medidas de rendición de cuentas, la Fundación Karisma, con el apoyo de la EFF se han dirigido a las empresas proveedoras de internet colombianas para animarlas a adoptar voluntariamente las políticas más fuertes posibles para proteger los derechos de sus clientes.

El informe de Karisma clasificó las políticas y prácticas de las compañías en función de un conjunto de criterios y entregó las baterías a las empresas por cada categoría que cumplieran con éxito. Una batería completa indica que la compañía de telecomunicaciones cumplió con el criterio, mientras que una batería media indica que sólo una parte del criterio se cumplió. En algunos casos, una cuarto de la batería se adjudicó a las empresas que están trabajando para mejorar las políticas, pero aún no las cumplen. Las pilas vacías indican que no había información disponible para determinar si la empresa había cumplido el criterio, o que la información disponible no era suficiente.

¿Dónde están mis datos? puede ser consultado en la página dondeestanmisdatos.info, además puede consultar su resumen aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *